La esquizofrenia desganada   Leave a comment

La esquizofrenia abúlica. Goldar describe un tipo de alteración en la esfera práxica, que ocasiona un grado de inercia mas o menos pronunciado. El centro sobre el cual se estructura este tipo de esquizofrenia es una reducción del impulso vital, es decir, una disminución del impulso del organismo para la acción. Esta alteración provoca a nivel subjetivo un estado de dejadez, desgano y postergación. Es este tipo de pacientes en los que predomina un síntoma negativo entre todos, a saber: la abulia. Al estar alterada fundamentalmente la iniciativa, deviene en el paciente un torpe estructuración de sus funciones ejecutivas, es por ello que estos pacientes adolecen de proyectos, si inician actividades pierden pronto el interés en ellas y dan la impresión de no inmutarse ante el reclamo que implora todo tiempo futuro al presente. Tal como dice Goldar “su existencia es un insulso contentamiento”.

La diferencia fundamental con la forma simple es la ausencia total de elementos delirantes, estados depresivos y/o hipocondríacos, y reacciones antisociales, lo que predomina en esta esquizofrenia es mas que nada la sintomatología negativa. A este tipo de esquizofrenia también se la ha conocido como esquizofrenia negativa. La idea de que la esquizofrenia es una alteración en las funciones ejecutivas, y por ende, un estado extremo de apatía denominada abulia no es nueva. Dide y Guireaud hablaban ya de la atimormia, en la que se producía una falla severa de la voluntad. En tal sentido las tendencias instintivas si bien están presentes, carecen de proyección, planificación y anticipación intelectual, por ende, a los actos impulsivos y disarmónicos, le sigue un estado de postración y abulia.

Publicado marzo 12, 2014 por gabrieldaruich en Psiquiatría Clásica

Las alucinaciones benignas   Leave a comment

Imagen

También se conoce como alucinación no-mórbida . El término alucinación benigna está en deuda con las palabras latinas  bene (bueno) y gignere (fue implicaría, dar a luz). Fue introducido en 1960 por el psiquiatra estadounidense Gordon Forrerpara denotar una alucinación que ocurre por fuera del contexto de una enfermedad o patología. Así utiliza Forrer el término alucinación benigno en oposición  al término alucinación maligna (es decir, una alucinación que se caracteriza por su persistencia, y  que está asociada con una afección psicopatología, por ejemplo en  las alucinaciones que ocurren en una esquizofrenia).  Tal como Forrer
sostiene: “Las alucinaciones son ocurrencias comunes sorprendentes. Pueden ser breves y benignas como en la alucinación auditiva mundana de escuchar el propio nombre cuando uno está completamente sólo. O pueden ser persistentes y malignas como en la alucinación auditiva de la esquizofrenia paranoide que acusan al sujeto de cosas aberrantes.  En las experiencias alucinatorias benignas de la vida cotidiana, los hechos de la experiencia generalmente se recuerdan. En la alucinación maligna de la psicosis, la preocupación por la experiencia sensorial subjetiva se vuelve intensa. . . porque en las alucinaciones benignas se termina en más o menos de completar la represión de la experiencia. Las alucinaciones malignas, por otro lado, devienen en delirios, que muchas veces alienan la propia experiencia. De forma análoga a las plantas que, en la germinaciónImagen, van a reemplazar a las semillas que tenía por las que crecieron “.

Fuente: 

Forrer, G.R. (1960). Benign auditory and visual hallucinations. Archives of General Psychiatry, 3, 95–98.

 

Publicado noviembre 4, 2013 por gabrieldaruich en Psiquiatría Clásica

Las muchas madres: De diosas a personas   Leave a comment

ImagenEn la filosofia Sankhya  esta diosa es una expresión del prototipo de la madre, según la forma que adquiere el principio de la Prakrti, a quien se le atribuye la posesión de las tres gunas: bondad, pasión y tinieblas. Este viejo mito nos remite una vez mas a la relación tan primordial, cercana y natural que sucede con nuestras madre. Que tal cual como un Dios debe ir ascendiendo, que no implica que suba de valor, sino que tome la distancia que permita que la pasión no termine siendo un mar de tinieblas. Sin embargo alcanzar ese espacio intermedio que implica equilibrar estas tres gunas, o manifestaciones de la misma no es un camino fácil. Es un camino por contrario arduo que implica muchas veces la necesidad de la distancia, el silencio, el mal humor, el odio, la desidia; y no en forma infrecuente nuestra madre experimentará que hemos dejado de ser previsibles, que no somos lo que esperaba que fuéramos, que las tinieblas comenzaron a operar.

ImagenEste temor no es infundado, no es infrecuente que el camino iniciado por la persona sea torturo, la separación implica la necesidad de poder incorporar estos Prakrti, por decirlos así, hasta ahora prevenidos por la deidad. En otras palabras la distancia, el alejamiento, solo puede hacerse a partir de una capacidad de cuidado de esta madre, que a diferencia de Cali pueda salir del bastión siempre distante de lo que es metafísico y etereo. Y pueda poner un límite corporal, pero también mental, a la ensoñación que se inicio frente a este primer y gran objeto. Solo una madre lo suficientemente buena puede compensar  la pasión, direccionar la bondad y ofrecer la luz que aleja de una tiniebla. Pero sólo los hijos podemos ver esa luz, no son las madres las que pueden dárnela, por el contrario, se trata de saber que no la tiene. Que esa luz la tiene que generar uno, a pasar de la oscuridad que todo lo vela y cancela. Es un proceso dificil que sin embargo es lo mas cercano a la realización del ser en sí mismo, es solo así que la persona vuelve a nacer y puede experimentar la autenticidad.

La madre es un prototipo que se puede ver desde muchas maneras. Jung hablaba de una Gran Madre, es decir, de aquella mediante la cual es investida la medre según el orden y calidad de ciertos atributos asignados a esta figura, cuya trama simbólica resulta extremadamente variada. Jung, propone una suerte de tipología sumaria en la que coexisten virtudes contradictorias, pero no menos eficaces en lo que concierne a su capacidad simbolizante y a las imagenes que éstas vehiculizan. He aquí algunas de ellas: madre, abuela, madrastra, suegra, aya, criada, niñera, etc. Sin embargo, la mujer diosa, constituye uno de los prototipos fundamentales y el mas elevado, tal es el caso de la madre de Dios, virginal; o la madre instituida como figura redentora y promisoria, la cual se erige en portadora de todo anhelo de salvación.

Sin embargo junto a estas imágenes benéficas y generadoras de vidas, yacen otras no tan propicias y que encarnan cierto caracter fatídico, portadores de muerte, desdicha e infortunio. Tal es el caso de la diosa del destino (parcas, graeas, nomas), o bien, Ananké, la diosa de la necesidad que depara con sus nefastos trabajos el hambre, la pobreza, la privación, la desidia, entre otros. Así mismo la figura de la madre suele vinculársela a la oscura profundidad de las aguas en el sentido de lo mistérico e insondiable, la tumba, el sarcófago, o bien la hechicera, quien por otra de las artes malignas consuma la reunión de las fuerzas destructivas o devastadoras, que luego arroja sobre las víctimas.

Debe decirse que esta alternancias no son caprichosas sino que responden a la dinámica interna del proceso simbólico y a la circulación y uso del cual cada cultura hace de ellos.

Pero entre los elementos salientes del prototipo de la madre, siempre se destaca “lo materno”, la autoridad mágica y mística de lo femenino, la sabiduría y las virtudes espirituales que se sitúan mas allá del entendimiento racional; lo benéfico tanto como lo maligno, proviene de la vida, lo sombrío, lo diáfano, la fertilidad, el alimento fecundo, como el veneno se alternan. Figuras como Diótima invocada por Sócrates en el Banquete, muestra en este caso a la mujer iniciadora en los misterios sexuales, de la procreación, la generación que instruye sobre estos misterios que atesora. Recuérdese aquí el discurso que pronuncia Sócrates en la citada obra a propósito del nacimiento de Afrodita ( o Venus): 

“Cuando nació Afrodita, los dioses celebraron con un bantquete, y entre otros, estaba también Poros, el hijo de Metis, la discreción. Después que terminaron de comer, vino a mendigar Penía, la pobreza, como era de esperar en una ocasión festiva, y se acercó a la puerta. Mientras, Poros, embriagado del néctar – pues aún no había vino – entró en el jardín de Zeus y, perturbado por la embriaguez, se durmió. Entonces  Penía, impulsada por su carencia de recuerdos planeó tener un hijo con Poros, y yaciendo a su lado concibió a Eros. Por esta razón Eros secunda y acompaña a Afrodita, pues fue engendrado en la fiesta del nacimiento de la Diosa y a su vez por su naturaleza es un amante de lo bello, dado que también Afrodita es bella. Siendo hijo, pues, de Poros y Pernía, Eros ha recibido las siguientes características…En primer lugar es siempre pobre, y lejos de ser delicado y bello, como cree la mayoría, es mas bien duro, y seco, descalzo y no posee hogar, duerme siempre en el suelo descubierto, se acuesta a la intemperie en las puertas y los bordes de los caminos, y es compañero inseparable de la indigencia por haber recibido la naturaleza de su madre. Pero por otra parte de acuerdo con la naturaleza de su padre procura siempre lo bello y lo bueno; es aliente, audaz y ávido de sabiduría y rico de recursos, un amante…del conocimiento a lo largo de toda su vida, y un formidable mago, un encantador y un sofista. Y por su naturaleza no es inmortal ni mortal, sino que en el mismo día unas veces florece y vive, cuando está en la abundancia, y otras muere pero recobrando la vida de nuevo gracias a la naturaleza de su padre. Sin embargo lo que consigue siempre se le escurre de las manos, de modo que Eros nunca se ve privado de recursos, pero tampoco es rico, y se sitúa además en medio de la sabiduría y la ignorancia…Así el que no está necesitado tampoco desea lo que cree necesitar” (El banquete, 203-204)

La vida de una madre es siempre un bello camino pero debe surcar por su marcado eras un mundo de transiciones y oposiciones, solo una madre lo suficientemente buena lo es capaz de soportar, ese es el misterio y la magia de ser una Madre. Y el gran regalo, de haber tenido una, ahora lejos de mí. 

Publicado octubre 20, 2013 por gabrieldaruich en Psiquiatría Clásica

La autoscopía   Leave a comment

thEl término autoscopia proviene de las palabras griegas auto (propio ) y skope ( estar mirando ) . Se traduce más o menos como ” verse a sí mismo ” y se utiliza para denota el acto de percibir como en “un espejo”  la imagen alucinada de uno mismo , visto desde la posición del propio cuerpo.

Ya el  el filósofo griego Aristóteles  es el primero que lo describe: ” El aire  es condensado para actuar como un espejo , aunque a menudo da un reflejo incluso no condensado cuando la vista es débil . Tal fue el caso de un hombre cuyavista era débil y  estaba confuso . Vio una imagen en frente de él y frente a él como él caminado . Esto se debía a que su vista se reflejó de nuevo a él . Su condición mórbida lo hizo tan débil y delicado que el aire cerca actuó como un espejo de aire…”. Pero fue el psiquiatra mesmerista Charles Feré. Se considera un típico ejemplo de alucinación de tipo parcial compleja, que no suele darse en la psicosis procesal por convención. Unknown

Fisiopatológicamente , la autoscopia se asocia principalmente con la actividad aberrante en una región ubicada en el cruce temporo-parieto-occipital . Etiológicamente , que se asocia con una varieda de condiciones, incluyendo ataques epilépticos ,migraña, infecciones , neoplasias. Su rol en la esquizofrenia y los trastornos disociativos es discutida por los seguidores de la escuela alemana que la consideran un signo pateunomónico de la epilepsia.  Cuando autoscopia esatribuible a un trastorno orgánico que se conoce como  autoscopia sintomática .

Publicado octubre 14, 2013 por gabrieldaruich en Psiquiatría Clásica

El Absentismo   Leave a comment

El término absintismo está en deuda con el  sustantivo Francés ajenjo, que a su vez deriva del Apsinthion su sustantivo griego ( ajenjo ) . Al hablar de Absintismo nos referimos tanto a la intoxicación habitual, como a su dependencia crónica aunque los síntomas obviamente varían de acuerdo al tiempo que uno es expuesto al tóxico . La intoxicación con esta sustancia genera grupo de síntomas que incluye alucinaciones visuales extracámpicas, amaurosis fugaz , insomnio pertinaz, vértigo , temblores, parálisis transitoria de las extremidades, delirios sensitivos de referencia y ataques epilépticos (en especial del tipo temporal o sus equivalentes) .

El Absenta es una sustancia color  verde esmeralda, con la que se elabora un licor de sabor con extractos de anís verde, hinojo y ajenjo grande (mezcla conocida en la farmacopea europea como la “Santa Trinidad”), así como una mezcla de otras hierbas . Fue creado en1792 como un remedio patentado para todo uso por elMédico francés Pierre Ordinaire . La bebida rápidamente se popularizo, y como todo lo nuevo se empezó a prescribir para todo tipo de dolencias.

Esto continuó así hasta  que fue comercializado por el destilador suizo Henri Louis Pernod quien la popularizó en Europa en el siglo XIX. Esta bebida ha generado una serie de míticas alegorías y bizarros comentarios, entre sus habituales usuarios estaban: Charles Baudelaire, Edouard Manet, Edgar Degas, Vincent van Gogh, Oscar Wilde y el entrañable Henri de Toulouse-Lautrec. El mecanismo por le cual el absenta genera alucinaciones es ciertamente desconocido. Sin embrago fue El Gran Jaques Joseph Valentin Magman quien en un experimento a fines del siglo XIX sometió un grupo de animales al Ajenjo y al otro a vapores de alcohol. El observó que los animales que se sometían a los vapores eran particularmente sensibles a tener ataques epilépticos por la tuyona, uno de los alcaloides principales de la planta. Sin embargo los niveles de tuyuna en el licor de absenta pueden variar, y muchos autores han cuestionado este teoría. Otra hipótesis que se corrió es que en realidad muchas veces estos licores de ajenjo eran en realidad imitaciones baratas muy ricas en sulfato de cobre, nuez moscada y cáñamo índigo. Siguiendo esta teoría lo que en realidad ocurría es que el licor de absenta que no era Pernod tenía otros tóxicos de ahí su mala fama. A partir del siglo XX empezó a regularse la cantidad de absenta permitida, así como de Tuyuna. Al respecto hay millones de regulaciones, que varían de país a país, en algunos países como Chile o Francia todavía igualmente puede conseguirse el viejo Licor Pernod, o símiles con menor graduación.

 Imagen

Publicado octubre 13, 2013 por gabrieldaruich en Psiquiatría Clásica

Las alucinaciones de la memoria   Leave a comment

ImagenTambién conocido como memoria alucinatora , alucinaciones de la memoria, y la ilusión de memoria, la expresión en Alemán sería  Halluzination der Erinnerung y  se introdujo en o poco antes de 1866 por el psiquiatra alemán Karl Ludwig Kahlbaum
(1828-1899) para denotar una alucinación que consiste la recreación de un fenómeno previamente percibida, como un  objeto o una escena (algunos llaman a esto también alucinación reperceptive ) .
En 1888 se utilizó el término de forma algo diferente por el filósofo idealista estadounidense Josiah Royce (1855-1916) , el lo utilizaba como  una construcción fantástica de una falsa memoria que se conjuró a posteriori , que podía servir como un presagio de una experiencia significativa .
Llegó a este concepto mediante la reflexión en los muchos casos de alucinaciones  coincidentes que figuran en los libros de  escritos por los investigadores Británicos de temas paranomarles b Edmund Gurney. (1847-1888) , Frederic Myers (1843-1901) , Frank Podmore ( 1856 a 1910 ) . Muchas de estas alucinaciones tienen relación con muertos, otras de estas alucinaciones se referían a las personas moribundas , algunas se experimentaron en torno a hora real de la muerte .
Para esclarecer la cosa  el psiquiatra y filósofo alemán Karl Jaspers (1883-1969) distingue tres criterios característicos de las alucinaciones de la memoria según lo conceptuado por Royce . Él sugiere que la persona afectada tiende a estar convencida de que él o ella se había olvidado del caso , que en la memoria alucinado el fenómeno está recién creado y que viene a la mente del individuo de una forma repentina .

Actualmente algunos autores se  refieren  a la alucinación de la memoria como sinónimo de una actitud confabulatoria aguda en el contexto de una psicosis.  Lo que es cierto es que el uso de Royce del término alucinación en este contexto es discutible, ya que no parece referirse a una experiencia perceptiva. En 1886, 2 años antes de la publicación de Royce sobre el tema, el Psiquiatra alemán Emil Kraepelin (1856-1926) referido a este fenómeno como Erinnerungsfälschung(engaño de memoria), que es tal vez el término más adecuado. Kraepelin, a su vez, había sido inspirado en la noción de Erinnerungstäuschung presentado por su compatriota Wilhelm Sander (1838-1922). Así que en retrospectiva, las nociones de alucinación de la memoria, Erinnerungsfälschung, y Erinnerungstäuschung se consideran parte de un tradición conceptual que implica la memoria “cualitativo” trastornos llamados paramnesias por Beta y Pereyra.

Publicado octubre 6, 2013 por gabrieldaruich en Psiquiatría Clásica

El síndrome de abstinencia condicionado   Leave a comment

Transpporting

El consumo de drogas como morfina, o bien heroína, es poco común en Argentina sin embargo hay un fenómeno que se dedujo de ellas y que muchas veces se pasa por alto. Además de los síntomas de abstinencia aguda, los opioides pueden producir una prolongada El síndrome de abstinencia por opioides (morfina, heroína o derivados) se caracteriza de los otros en que su habituación fisiológica dura varios meses, así como la psicológica. Dentro de la fisiológica (también llamada física) incluimos la temperatura del cuerpo y frecuencia respiratoria puede estar por debajo de lo normal. Además no es infrecuente que el paciente pueda tener problemas para dormir. Más importante aún, el deseo de los opiáceos pueden persistir durante varios meses después de la la última dosis. Esto probablemente contribuye a la alta tasa de reincidencia en los consumidores de opiáceos. Sin embargo los recientes avances en la psicofarmacología hacen que estos períodos puedan ser paleados – al menos en parte – por terapias sustitutivas, y además, otros medios psicofarmacológicos. Finalmente los esfuerzos de los grupos que se dedican a tratar este flagelo no es poco considerable, así que se puede prever que aquella persona que haya sido obligado – o haya acudido – voluntariamente a una “desintoxicación” lo haga sin mayor inconveniente.

Transpporting2

Pero sin duda el problema no es tanto quitar este acondicionamiento: ora físico, ora psíquico. Por el contrario, sin duda el mayor problema es evitar la reincidencia que también se ha atribuido a un fenómeno llamado ‘síndrome de abstinencia condicionado’, vale decir`, que según éste modelo se ejercería un condicionamiento operante en la conducta del sujeto. No ya por la droga, sino mas bien por el medioambiente. Así los pacientes desintoxicados por abuso de opiodes, vale decir fisiológicamente deshabituados,  vuelven al medio ambiente en los que usaban drogas pueden experimentar deseo por la droga, así como manifestaciones físicas de la abstinencia a causa de los estímulos condicionados (ver viejos amigos, lugares conocidos, y así sucesivamente). Este mecanismo descripto por la psicología conductista nos permite explicar aquel dicho que dice “que lo malo son las juntas”. Este fenómeno me parece reasaltable porque para ser una especie de “cuello de botella” que se ve en todas las adicciones, especialmente en las denominadas sociales como el tabaquismo y el alcoholismo, claro que mas solapadas.

Transpporting3

Trainspotting ha conocido con inusitada rapidez el éxito en su isla natal, Inglaterra, y en Europa. Y va camino a convertirse en una película de culto. Adaptada de la novela del mismo título, escrita por Irving Welsh (Escocia, 1958) y publicada en 1993, ha provocado una identificación masiva de la juventud con estos jóvenes yonkis de heroína Ingleses. La prensa internacional le ha reventado cohetes y derramado harta tinta sobre ella. Sea para elogiarla o para levantar polvoreda. Y es que para unos Trainspotting puede ser entendida como una apología de un estilo de vida que lleva a la autodestrucción, si uno es incapaz de ponerse límites. En ese sentido la película no ofrece una reflexión profunda sobre el uso de drogas, sino que constituye un fresco contemporáneo, desgarrador, sobre el consumo de drogas ‘duras’ (heróina, ectasy, etc). La intensa lucha interior y exterior que lleva a cabo uno de los protagonistas por emprender una cura de desintoxicación, y su posterior fracaso, ilustran de manera vigorosa esta situación.A lo largo de más de 100 minutos, uno se aproxima por una ventan la rabia de una generación ‘incomprendida’ en una suerte de retrato salvaje de la juventud. Un retrato provisto de una seductora belleza que trata de acercarnos al placer de una visión menos sombría de la realidad.

Publicado enero 30, 2012 por gabrieldaruich en Toxicología