De la obsesión al delirio: A Feast Of Friends   Leave a comment

dakotas A medida que los investigadores profundizaron el estudio del pensamiento compon que éste fue evolucionado espiritualmente rigiéndose por distintos principios. La mentalidad de los hombres primitivos, e incluso, la de algunas civilizaciones de ciertas partes del mundo a las que no ha llegado aún nuestro ciberinflujo, y la del niño (quizá también ciertas formas de psicosis) dirigen el pensamiento en modo distinto al nuestro. En efecto, los primitivos apoyan sus juicios y realizan sus actividades de acuerdo lo que ellos ven de la realidad exterior, a la que atribuyen singular importancia sin profundizar en su "esencia, que es desconocida, sino en los incidentes de su existencia" (Mira y Lopez). Así, ante cualquier hecho en derredor, el pensamiento de los primitivos tiende a explicarlo, no mediante un razonamiento lógico, sino de forma "intuitiva", atribuyéndole un poder mágico, ósea vinculándolo a fuerzas inmateriales en las cuales no puede ni quiere penetrar. De eses modo una es enfermedad es debida a un espíritu maligno que se ha apoderado del paciente; un fenómeno atmosférico se atribuye a la acción de la divinidad. En otras palabras los primitivos acomodan la realidad exterior de acuerdo con la suya propia, los suceso suceden de acuerdo con sus propias creencias (si llueve es porque se lo pidieron a su Dios, si algo no sale bien es porque un enemigo lo ha querido perjudicar mediante el influjo de espíritus. Por eso podemos decir con Pearson que hay una personalidad primitiva que es mágica, prelógica y sintética. No hemos entonces de extrañarnos que ante situaciones de inseguridad el individuo regresiones, o vuelva a estos modos de pensar si se tiene en cuenta que el ejercicio de una lógica formal implica siempre una serie de patrones de referencia estrictos. Esta intima conexión entre pensamiento primitivo y locura ha marcado de arriba a abajo todo el pensamiento del siglo XX en psiquiatría. La obsesión quizá sea el caso mas típico tal como Marietán dice: “…En la base de la duda está la inseguridad. El mecanismo obsesivo deviene de dos elementos: la duda y el presagio. La duda que es lo más excelso del pensamiento analítico. Y el presagio, el pre sentir que algo va a ocurrir, que es uno de los elementos del pensamiento mágico. Hay una amalgama de estos dos elementos. Es una inacción reflexiva en el intento de cuantificar la opción menos perdidosa. Nadie quiere perder nada, pero la capacidad de adaptarse a las pérdidas es lo que diferencia a un ejecutivo de un dubitativo”. Así vemos que al menos la obsesión ya tiene mucho que ver con lo mágico, pero por eso, no deja de ser un pensamiento con sentido crítico de realidad, capaz de elaborar complejos razonamientos. Analicemos entonces tres contenidos del pensamiento, a saber: el obsesivo, la delirante y la sobrevalorado para poder comprender un poco mas este tema. El pensamiento obsesivo (anancástico o compulsivo) está constituido por ideas que se imponen al psiquismo de un modo brusco, persistente y egodistónico. De lo último se desprende que su carácter patológico es conocido por el sujeto que las sufre, quien en consecuencia, entabla una lucha contra aquellas que reconoce morbosas; esta pugna da lugar a un estado de angustia o ansiedad (diferencia con escuela Alemana que piensa que no altera la asociación de idea, ni su capital). Al hablar de ideas que se imponen al psiquismo nos estamos refiriendo a una perturbación cualitativa de la ideación y del curso del pensamiento. En efecto, la idea o ideas obsesivas que componen el pensar compulsivo, son productos patológicos atribuibles al capital ideático, imponiendo por tanto un pensamiento mágico que facilita la aparición de actos automáticos. Así el sujeto tiene conciencia de lo patológico de ese pensamiento, vale decir, juzga con lógica y veracidad su estado, en otras palabras, se considera enfermo; ello indica que no es alienado (en tanto no ha perdido su capacidad crítica) aunque sí un enfermo mental (plano neurótico o ansioso). Lucha contra sus ideas obsesivas o para que no se cumple el designio de aquellas; el pensamiento “no patológico” está por un lado, la obsesión por el otro. Estando ambas ideas en pugna constante. La conciencia del estado de enfermedad, y el esfuerzo antagónico entre ambas tendencias determina por último un constante estado de angustia, desesperación, con temor permanente de que la obsesión se imponga, todo ello, genera una tensión psíquica que puede ocasionar el abandono del trabajo, el olvido de aquellas cosas no vinculadas con la obsesión (el olvido inocente de lo cotidiano), alterando el ritmo de la vida y del ambiente familiar pues exigen que los atiendan permanente para solucionarle sus dudas y temores, entre otras demandas infantiles a las que nos exponen estos simpáticos neurópatas. En el pensamiento delirante también nacen ideas que se imponen a la conciencia del sujeto, pero en el presente caso, el enfermo no se da cuenta de lo patológico de sus ideas, sino que las acepta como ciertas, luchando contra y por ellas. Por otra parte si el obsesivo reconoce lo patológico de sus ideas, el delirante, en cambio, no admite argumentación, que pueda destruir sus aseveraciones delirantes. Concebida en estos términos hay que distinguir la idea delirante de la idea errónea, patrimonio de todos los seres humanos cuya diferencia con la anterior estriba en que mediante la lógica, la demostración de su inexactitud es susceptible de corregirse.thumbnail Las ideas sobrevaloradas son aquellas en las que prevalece el pensamiento del individuo, pero a diferencia de las obsesivas, son elaboradas, activamente por este; se diferencian de las delirantes porque son se originan en una causa que es psicológicamente comprensible, y además están provistas de una carga afectiva intensa; las ideas que dirigen el pensamiento cuando se ha sufrido una humillación y que predominan por sobre las otras en el psiquismo, induciéndolo a la reflexión son, por ejemplo, ideas sobrevaloradas. En este caso, la humillación es el motivo que provoca una carga afectiva intensa, quien la sufre es quien elabora activamente sus ideas, que de ese modo, y por motivo de ser psicológicamente comprensibles, se transforman en algo sobrevalorado. La incoherencia del pensamiento se advierte a través del lenguaje y consiste en la asociación no lógica de ideas, que de ese modo aparecen unidas en forma inconexa y deshilvanada. Es el producto final de una debilitación global del psiquismo (demencias) o de la disgregación asociativa (esquizofrenia).

CAQ6A4WQ   El pensamiento: ¿Un continuo del orden al caos?. sistema nervioso central está constituido por tres cerebros, que en orden de aparición en la escala evolutiva, son: el cerebro reptiliano (reptiles), el cerebro límbico (mamíferos primitivos) y por último el neocórtex (mamíferos evolucionados o superiores).  La parte de nuestro cerebro más primitiva es el llamado cerebro básico, instintivo, reptiliano o paleo encéfalo. Esta parte del cerebro está conformada por los ganglios basales, el tallo cerebral y el sistema reticular activante. Se encuentra alojado en el tronco cerebral y se fue desarrollando desde hace unos 500 millones de años. Se encuentra presente en los reptiles, que son las especies animales con menor desarrollo cerebral. El encéfalo reptiliano, está diseñado para manejar la supervivencia desde un sistema bipolar: huir o pelear, sin la participación de proceso sentimental o de razonamiento. Tiene un papel muy importante en el control de la vida instintiva. El cerebro reptiliano no está en capacidad de pensar, analizar, recapacitar, reconsiderar, ni de sentir; su función es la de actuar inmediatamente, cuando el organismo así lo requiere. El sistema reptiliano en los seres humanos, produce conductas que se asemejan a los comportamientos animales de anidamiento, alojamiento, apareamiento, seducción, dominancia, sometimiento, agresividad. La conducta reptiliana contempla el impulso de supervivencia y conservación de la especie: comer, beber, mantener la temperatura corporal, sexo, territorialidad, necesidad de cobijo y protección. Es un cerebro funcional, sexual, demandante de territorialidad, responsable de conservar la vida a como de lugar. El cerebro reptiliano es capaz de cometer las mayores atrocidades y crueldades en función de la preservación.  El cerebro reptiliano se sitúa en el puro presente, no considera el pasado ni el futuro; por lo tanto es incapaz de aprender, educarse o anticipar conductas. No piensa ni siente emociones, es pura impulsividad. cerbros En el cerebro reptiliano se comienzan a procesar las experiencias primarias, no verbales, de aceptación, aprobación o rechazo. Aquí se organizan y procesan las funciones relacionadas con el hacer, el actuar, las rutinas, los hábitos, el espacio vital, condicionamiento, adicciones, rituales, ritmos, imitaciones, inhibiciones y seguridad. El Sistema Básico o reptiliano controla la respiración, el ritmo cardíaco, la presión sanguínea; este primer cerebro es un guardián celoso de la vida, pues en él están los mayores sentidos de supervivencia y lucha.  La conductas de las personas calificadas como de psicópatas que carecen de sentimientos de culpa y remordimiento; así como la conducta de los paranoicos se ajustan a este patrón de comportamiento; parecería entonces que el cerebro reptiliano comanda sus reacciones instintivas sobre la neocorteza racional y lógica. Cuando el cerebro reptiliano se prende desactivaría inmediatamente a los cerebros emocional y racional. El cerebro reptiliano sostiene al inconsciente, que es en donde se almacena, y se desarrolla el Trauma Psicológico, aquello determina que la mayoría de miedos y fobias que conforman el subconsciente se relacionen directamente con el impulso instintivo reactivo, lo cual, en determinadas ocasiones, lleva al ser humano a comportarse como un reptil salvaje frente a lo amenazante. En consecuencia cerebro humano con dominio reptiliano es jerárquico, esclavizador, ritualista, paranoico, perturbado, obsesivo, chiflado, autoritario, tirano, déspota, opresor, mandón, amo y manda más. Por lo que vemos como el esquema que iba desde la corteza, por medio de los ganglios de la base, termina en la médula….somos un continuo del orden al caos solo unas sinapsis nos separen quizás. 

images3De los dos inconscientes (El de sí mismo y el de los otros). Para Platón la realidad estaba dividida en dos partes: el mundo de los sentidos, donde todo fluye y no puede haber coincidencia total de opiniones, ya que están basadas en conocimientos imperfectos; y el mundo de las ideas, sobre las que podemos llegar a conseguir conocimientos verdaderos e inmutables mediante la razón. Los arquetipos provienen de este mundo de las ideas, es indudable su procedencia platónica. Los arquetipos son ideas primordiales comunes a toda la humanidad, que se expresan a través de imágenes arquetípicas. Son las formas sustanciales (ejemplares eternos y perfectos) de las cosas que existen de toda eternidad en el pensamiento colectivo. El concepto de arquetipo fue introducido por el psicólogo suizo Carl Gustav Jung como término dentro del campo de lo psíquico. La existencia del arquetipo solo puede ser inferida, ya que es por definición inconsciente; pero las imágenes arquetípicas acceden a la consciencia y constituyen nuestro modo de percibir el arquetipo. Ellos entonces aparecen en forma de imágenes, no percibimos a los arquetipos en sí mismos, sino a sus manifestaciones simbólicas. Los arquetipos se manifiestan a través de nuestras proyecciones, lo que nos permite inferir su presencia. Las estructuras arquetípicas aparecen en el hombre a través de formas determinadas: en las mitologías, en las leyendas, en los sueños, en ciertos deseos colectivos. Los hombres compartimos una serie de experiencias que han quedado, por su naturaleza colectiva, incorporadas en la memoria de la humanidad como patrones de comprensión de la realidad. Estos patrones son energía inconsciente que aparece por ejemplo a través de los símbolos astrológicos. Así para Jung había dos inconscientes el personal y el colectivo respectivamente (1919) esta concepción del aparato psíquico se debió en parte a la adopción del concepto de disociación propuesto por su maestro e instructor Bleuer. 

templo maya de las siete muecas

   El cerebro de reptil y sus arquetipos reptilianos. ¿Todo esto para que dirán? Bueno sigan el juego el Lagarto es la Medicina de los Soñadores, aquellos que ayudan a ver la sombra, los miedos, las esperanzas y resistencias. En la tradición Nativa Norte Americana con el Tiempo de los Sueños y sus enseñanzas traen justamente el lado sombrío de la realidad, donde los sueños son revisados antes de la manifestación física. Debemos acordarnos para mejor comprender la función de este animal de medicina que los sueños contienen algunas percepciones sutiles dela mente, de las cuales muchas veces, ( la mayoría) no tenemos consciencia y se manifiestan en los sueños para que podamos traerlas al consciente haciéndonos cargo de su existencia. Es en este movimiento que se manifiesta la sutileza del Lagarto.  Cuando un Soñador trabaja con alguien él lo apoya a ver estas sombras, miedos y más todo aquello que la persona resiste, mas que están siempre a su alrededor, sin darle descanso. Invocando el lagarto, un sujeto inconscientemente, va poder transformarse en alguien que puede ver y escuchar lo que los demás no perciben. Para el  tiene este Animal Tótem esta capacidad de claridad y transito entre consciente y subconsciente que se potencia, así la persona se torna más perceptiva, escucha sus propias intuiciones. Pero el Lagarto expresa una medicina muy peligrosa: así algunas especies poseen un bulto en el cuello que, además de servir como protección torna más evidente su sentido simbólico de hacer la conexión entre en Arriba y el Abajo, el soñar con el despertar, así trae la lucidez para los sueños. El poder de clarividencia que emana del Lagarto, se evidencia en su comportamiento diario, sus ojos pueden detectar movimientos imperceptibles y sus oídos son bastante apurados, como la Serpiente, él puede sentir y percibir las vibraciones de la Madre Tierra, señalizando sismos o cualquier otro movimiento. lagartomayaquiche El Lagarto expresa su sutileza en el caminar, que es ondulado, a pesar de ser muy ágil cuando corre. Su cola, en general largo, auxilia a que pueda mantener el equilibrio además de funcionar como mecanismo de defensa. Este Animal gusta y precisa de Sol, porque tiene la sangre fría y necesita estar caliente para mantenerse alerta. Bajo el sol se queda como adormecido, y engaña fácilmente a sus presas, los insectos. Para los chamanes, esta aparente somnolencia es una manifestación de su capacidad de controlar el sueño y el soñar. En otras palabras la inmersión en un mundo de imagos, que puede curar, pero como toda cura, puede matar.

th_thedoors El Rey Lagarto. Así vemos que el lagarto no es otro que el ideal del chamán, el que cura a la tribu por el trance es el verdadero chaman, un demiurgo presente en todas las culturas, una guía y un mago, alguien  que trasciende. Ello encaja a la perfección con ciertas personalidades paradigmáticas. Este sentido del arte como expresión de un pensamiento que puede quebrar sus límites no es privativo del siglo XX, sino que ya se hallaba en una aseveración del poeta William Blake: “cuando las puertas de la percepción se abran, veremos las cosas como realmente son: infintas”. Podemos encontrar muchos ejemplos en el Siglo XX de autores cuyo genio linda la locura, así podríamos hacer una cita infinita. Voy a tomar a Jim Morrisson que en muchos aspectos es mas un discípulo de Blake, que de Huxley, como muchos dicen sin haber leído mucho a éste último. En efecto para Jim Morrison su carrera de músico fue opacada por otra diferente, la de chamán. Pero la de un Chamán cuyo desprecio por la política es tan patente que ni se referencia, y que aboga por la destrucción de lo conocido –“no limits, no laws”, grita enfervorecido a las multitudes que acuden a sus conciertos, a menudo poco antes de ser arrestado por la policía- para adentrarse en la experiencia sensitiva llevada al extremo. En ese sentido, también podríamos citar una frase repetida en la célebre canción LA Woman, “Mister Mojo rising”, que vendría a reivindicar el levantamiento de los cimientos culturales de los indios –con especial hincapié en la importancia de los elementos naturales: la tierra, el fuego, el aire y el agua; elementos naturales a los que Stone presta mucha atención en la citada secuencia del desierto, extrayendo auténtica poesía de los juegos con la luz y de montajes encadenados como aquél en el que la imagen pretende devorar la luz del sol para que de ella emerja un pájaro– como respuesta a las frustraciones de esa convulsa sociedad enfrentada a sí misma a finales de los años sesenta.Jim Morrison 1 (2) El peso auténtico de la función recae en el modo en el que Morrison se dedica sistemáticamente a quebrar o traspasar la línea de la la corrección política/social como construcción vital y creativa. Así la música deja de ser poesía, y la poesía deja de ser música, de una manera sublime pero escalofriante, por un lado, en el se combinan un gusto por lo estético y la erudición, por el otro, estos están atados a un efecto de superficie donde sus palabras o actos no obedezcan a convención alguna. En consecuencia se crea un personaje que dando rienda suelta a sus propias obsesiones, un trayecto marcado por el desprecio por los códigos de conducta imperantes y el gusto por la experimentación mediante todo tipo de drogas, ello relacionado con una serena y misteriosa atracción por la muerte, esto puede verse en The End  donde un trayecto vital, pero no del inconsciente (por sus referencias al incesto o freud, sino el de Jim Morrison, un inconsciente que impone a su ser la exploración de los sentidos y la ablación de los límites de la realidad.The Severed Garden, poema sobre la muerte apuntalado sobre las bases reconocibles del adagio de Albinoni, y que acompañan la visita al cementerio de Père Lachese, en París, donde descansa el cuerpo de artista, junto con artistas de la talla de Oscar Wilde y Willian Blacke (como muestra el poco biográfico, pero excelente film de Oliver Stone): desde ese momento pasa a ser el “Rey Lagarto”.

tumbaenparis La sincronicidad y la acausalidad. Jim Morrison murio a los 27 años al igual que otros famosos artistas rockeros como Brian Jones, Kurt Cobain, Jimi Hendrix y Janis Joplin.Varios años después de la muerte de Jim Morrison se realizaron muchas especulaciones: varias personas afirmaban haber visto al conocido "rey lagarto" en un café de París y también fue presuntamente visto en sitios de mala reputación de la ciudad de Los Ángeles vistiendo un atuendo de cuero completamente negro, aunque estos rumores nunca fueron comprobados. Las zonas en que se describe haber visto a Jim Morrison son frecuentadas por el underground y la comunidad gay de Los Ángeles. También se ha dicho que, después de su muerte, una persona que vestía como el cantante y alegaba ser él mismo, sacaba dinero con cheques a su nombre. Por si no se dieron cuenta estamos hablando de dos conceptos básicos de la psicología Junguiana, a saber: 1) Sincronicidad: un hecho no tiene necesariamente una relación causal sino por su sentido, es decir que siguen una acausalidad (o como le llamo en una carta Steckel “causalidad significativa”): 2) La dominancia arquetípica: cuando un hecho se desdibuja del margen de las explicaciones causales, con seguridad, sea un elemento de la psicología colectiva, en tanto tal, pasa a ser un fenómeno para el cual toda una generación parece determinada a la dominancia de determinados arquetipos, que lejos de ser moldes, son sombras que se esconden en la superficie de nuestra vida. En consecuencia Jim, si bien consecuente con su vida, su obra fue el reclamo desesperado por explicar algo, algo que quizá no pueda verbalizarse sino reconstruirse, a través de las “escamas” de sí mismo y el mundo Este modelo de obsesivo es curioso puesto que no suele declarárselo sin embargo: ¿Que pasa cuando un obsesivo se saca la lotería?  Probablemente se castigue….se castigue…y se castigue…o como dice en L. A. Woman: “Runing, Runing, Runing….”.la caida

Wow, estoy harto de dudas
Vivir en la luz de la certeza
Sur
Crueles ataduras
Los esclavos tienen el poder
hombre perros y sus mezquinas mujeres
tirando pobres mantas sobre
nuestros marineros.angel solitario
¿Y dónde estabas en nuestra recostada hora?
¿Ordeñando tu bigote,
o moliendo una flor?
Estoy harto de estas severas caras
Mirándome desde la torre
de la televisión
, Quiero rosas en
mi enrejado jardín, ¿cava?
Bebes reales, rubíes
deben ahora reemplazar a los abortados.
Extranjeros en el fango.
Estos mutantes, comida de sangre
para la planta que es arada.
Están esperando para llevarnos dentro
del cortado jardín.

The Severed Garden

¿Sabes cómo de pálida y lasciva aterradora
viene la muerte en la desconocida hora?
Sin previo aviso, imprevista
como una aterrador y amigable invitado que has
traído a tu cama.
La muerte hace ángeles de todos nostros
y nos pone alas
donde teníamos hombros
suaves como garras
de cuervo.
No más dinero, no más disfraces
Este otro reino parece desde lejos el mejor
hasta su otra mandíbula revela incesto
y obediencia perdida a una ley vegetal.
No iré
Prefiero una Fiesta de Amigos
a una Familia Gigante
    Fuente: A Feast Of Friends – The Severed Garden

Anuncios

Publicado diciembre 23, 2010 por gabrieldaruich en Psiquiatría Clásica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: