TOC (1). Los pasionales: Entre el amor, la duda y desesperación…   Leave a comment

DrJohnson01 Probablemente algo en lo que coincidan tanto el pensamiento médico (como el no médico) es que siempre han reconocido la existencia de pensamientos obsesivos y comportamientos compulsivos. A través de la las edades, los ejemplos son comunes en la religión de la oración o de el modo de vida compulsivamente obsesivo en el que versan temas sobre la salvación o la condenación, pero las prácticas religiosas están habitualmente exentos de todo diagnóstico psiquiátrico. James Boswell (1740-1795) habló en 1791 de "la ansiedad de cuidado "de su amigo el famoso Inglés lexicógrafo Samuel Johnson (1709-1784), así el decía:

"…para salir o en una puerta. . . mantiene un cierto número de pasos desde un cierto punto. . . de manera que ni a su derecho o su pie izquierdo (no estoy seguro de que lado elige) sWHU ITiempre debe hacer el movimiento real en primer lugar cuando por fin se acerca a la puerta…."Cuando Johnson había contado mal, por cierto, debía volver a realizar el acto de nuevo, se puso en una postura adecuada para comenzar la ceremonia, y, después de haber pasado por ello. . . caminó rápidamente y se unió a su compañero" (Vida de Johnson, pp. 127-128).

Del mismo modo, los médicos durante los años subsiguientes se han ido familiarizado con los   pacientes que tenían obsesiones y compulsiones. Así uno de las primeras inclusiones en la categoría amorfa de Pinel de "Manía sin locura", por ejemplo, fueron pacientes con pensamientos obsesivos. Sin embargo, en los siglos XIX y XX, la psiquiatría se ha partido en cada vez más trozos cada vez pequeños de unidades descriptivas sobre estos grandes fenómenos de la obsesión y la compulsión. Así la ansiedad de tipo fóbica, el pánico y la enfermedad obsesivo-compulsiva son difíciles de diferenciar en diversas descripciones. Sin embargo, en realidad, los tres tipos de trastornos tienden a ocurrir en los mismos pacientes, curiosidad que me acerca siempre a pensar que la obsesión es mas un modo o forma de afrontar la vida, que una enfermedad en sí misma, que en ocasiones se vuelve patológica pudiendo expresarse en formas puras, o bien mixtas, de acuerdo a si predomina ansiedad o expectación pero eso es una teoría mía. Volviendo al inventario, que es a lo que se dedica este blog, podemos encontrar así vemos que primero fue Esquirol quien describió la "Monomanía sin delirio" (monomanie instintiva o monomanie sansdélire) (1838), así el decía que: "…a veces hay una lesión de la voluntad", tal como nos dice Étienne Esquirol en el primero de sus dos volúmenes de su obra maestra sobre la enfermedad mental (Des maladies mentales). Esquirol señaló que la inteligencia se ha conservado, por lo que: 

"Actuando de manera anormal, el paciente es llevado a las acciones dictadas ni por la razón ni el sentimiento, que su conciencia dice que está mal, pero que su fuerza de voluntad ya no tiene la fuerza para reprimir. Las acciones son involuntarias, instintivas e irresistibles. Es monomanía sin locura (monomanie sans délire), o monomanía instintiva "(p. 2).

morel Si bien hay que tener en cuenta que la monomanía no permitía distinguirla de otros pensamientos psicóticos, facilitó la existencia de una entidad sin ideas delirantes ni alucinaciones, lo que fue un primer gran paso para comprender a esta buffet de pacientes. Luego le siguieron los "Delirios emocionales" de Morel (délire émotif) (1866). Ya amigo de la casa don Benedict-Augustin Morel describe en los anales del Archivo General de Medicina (Archives générales de médecine) en 1866, un artículo hermoso denominándolos "delirios emocionales" (délire émotif), cuya lectura recomendamos, donde describe una categoría en la que ubica a los pacientes con ansiedad, así como con las obsesiones y compulsiones. Un de las paciente de Morel, por ejemplo, había "reducido su vida a los hábitos de tonterías estereotipadas y era conocido por sus tics ridículos. . . . Este hombre no se atrevía a tocar las monedas de cobre, y cuando salía solo en un coche de paseo, eran sus amigos quienes tenían que pagar al cochero con antelación, o bien, envolver el dinero en una hoja de papel. Él nunca se atrevía a abrir una puerta o ventana sin envolver un trapo sobre la mano.

"El paciente fue llevado a esta automática de los actos por razones (como en tantos de sus pacientes) de tipo "emotivas": tales como quedarse de fijo frente a una puerta sin atreverse a abrirla, u otros que se toman un pedazo de papel sin poder llegar a poner la pluma sobre él, u otros que quedan parados en frente de un coche sin pisar en el estribo, etc." (p. 400).

Morel creía como hemos mencionado que estos pacientes sufrían de un "elevado estado afectivo", lo que en realidad puede traducirse mejor como una elevada sensibilidad, o bien, como un bajo umbral de tolerancia luego de un gran problema afectivo. Como quiera que sea la cuestión de lo afectivo, empieza a tomar la escena, empieza a llamar la atención de los médicos de por aquel entonces, e inclusive quien haya sido mas observador, podrá ver otra cosa, se deja de lado el nosoPasionalcomio, las descripciones de Morel, son ya bien de personas que viven en la vida diaria, de “locos lindos” que los amigos ayudan, o traen al médico asustados después de darles 500 veces la razón, este es otro punto interesante de las obsesiones – que quizá tenga en común con las melancolías – por primera vez es la sociedad quien va a buscar al alienista, por un traspié en la vida cotidiana, del que no puede dar fe ninguna otra disciplina, con una diferencia: la melancolía quizá, era una afección que el medico clínico manejaba con mayor, o bien menor suerte, pero la podía manejar; en cambio el tema de las obsesiones sacaba de quicio a todos, era algo con lo que no podía ningún generalista según he llegado a comprender. En consecuencia se daba una especie de paradoja porque eran gente que como nos describe Pinel no padecían un delirio (eran ideas reductibles, con implícito de duda y pasibles de autocrítica aunque irrefrenables) y como nos dice Morel tenían un trasfondo pasional. Por lo que en consecuencia se planteaba para el psiquiatra de aquel entonces una paradoja doble: pasional.mano.alzada.BLOG2010 por un lado internar implicaba una contradicción en el sentido de que eran personas enfermas, pero no alienadas en un sentido completo, por eso es que Pinel utiliza una solución de compromiso como es la de alienación parcial; por otro lado se impone una razón sentimental, internar a alguien por algo pasional, parecía una especie de castigo para el que mas sufre, algo que un Alemán Romántico (ya hablaremos de la formación de estos primeros psiquiatras) no concebiría, el amor no correspondido era algo que podía explicarlo todo, como el amor correspondido podía para estos idealistas y geniales médicos curarlo todo. En consecuencia una nueva generación de pacientes se imponen a partir de las obsesiones, una clase de pacientes que estaban ahí, los que yo llamo los “pasionales”.

 

En 1951 suena en las radios de argentina un tema llamado Pasional con letra de Mario Soto, y música de Jorge Caldera, pasó pronto a ser parte del folclore porteño. También fue llevado a las tablas por el dramaturgo y actor Omar Fanucchi como Una Historia Pasional. En ese tango se

hace mención al tema del tormento, la duda y la pasión como en ningún escrito de psiquiatría….es por eso que este tango aunque suponemos que el autor no lo conociera pudiera ser descripto de Moreliano (refiriéndose a Morel, y no a Mores claro) como puede leerse, y si tiene parlante escucharse…

Joya absoluta: En el show de don gaturro, Pugliese y Falcon (Romay Like)

Tengo miedo de perderte…

de pensar que no he de verte.

¿Por qué esa duda brutal?

¿Por qué me habré de sangrar

si en cada beso te siento desmayar?

Sin embargo me atormento

porque en la sangre te llevo.

Y en cada instante… febril y amante

quiero tus labios besar.

Anuncios

Publicado noviembre 14, 2010 por gabrieldaruich en Psiquiatría Clásica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: