El aburrimiento 1: La mitología se la juna a Tantalo   Leave a comment

0 La palabra aburrimiento parecería designar un sentimiento calmo, un simple estado negativo. Sin embargo, en ese estado existe un matiz fuerte y violento: el del odio. Se odia el momento presente porque carece de atractivo. Y el aburrimiento que se prolonga provoca un juicio sobre la vida: entraña, junto con la negación del interés vital una aspiración – un proyecto diría Heidegger – a la muerte. . EI “aburrimiento” por cierto adolece de plural; será porque es demasiado monótono para ser varios. No siempre un mal positivo, pues es también el dolor, es el que más hace odiar la vida. Así puede ser suficiente, tanto para la gente como para las cosas, no ser amables para volverse odiosa. EI odio que provoca la falta de interés figura, sin duda, entre los que menos perdonan; no hay peor suplicio, a la larga, para el que lo siente como para el que lo inspira: así Racker no dejaría de remarcar en su libro de técnica el carácter concordante que este sentimiento entraña. Ahora bien: ¿Cuáles son los rasgos distintivos del aburrimiento normal y patológico?3

a) Un primer carácter esencial es la falta de interés. El aburrimiento implica una insuficiencia del lazo de unión vital que habitualmente, une con al alma con los seres y los objetos. Interesarse (que proviene del latín inter, que quiere decir entre y esso, que significa ser) es “participar en el medio”, “entrar en sociedad con”. El aburrido indica lo diferente a lo que lo rodea, se encuentra en el centro de las cosas como si estas no estuviesen.

b) Esta ausencia de interés, par otra parte, se soporta. mal, Algunos sujetos se acomodan perfectamente a la vida ‘espiritual. Muchos débiles, fatigados, confusos y hasta melancólicos, No me aburren. El demente precoz, can su inercia, su inmovilidad rígida de faquir, asombra par su resistencia al aburrimiento. ¡Cuantos individuos, sibre todo entre las clases bajas, cuantas Tazas, sobre todo en los países con sol, ignoran el aburrimiento! .Pero el alma del aburrido tiene horror al vacio.

2 c) Esta fa1ta de interés se aplica al momento presente. Se localiza en el tiempo, pasee una duración, inclusive podría nos medirla; en eso se parece al ensueño y a la insuflación, tejidos en la trama del tiempo Se relaciona con el contenido sucesivo del alma, can la serie de instantes que transcurren y de acontecimientos que se producen. Es un trastorno esencial de la conciencia del tiempo, la percepción morosa de la duración vivida. La noción de tiempo se muestra singularmente deformada en este caso. El aburrimiento se configura como uno de los pocos estados que hacen que se encuentre “largo” el tiempo en todo eso, no existe ningún antro que lo alargue hasta ese punto. Una falta de interés que no se localiza en el tiempo no es aburrimiento. En general, no gustar de la música constituye indiferencia: Por no Gustar de ella en el momento en que se la escucha, puede llegar a considerarse aburrimiento. El gran temor del aburrimiento es justamente una “perspectiva del tiempo” en relación al dassein (diría Husserl) que va a transcurrir sin fin de minutos, imponiendo su visión desoladora y cansada, en donde el porvenir es entrevisto como un duro camino que se auto designa, interminable y recto.

d) Los caracteres negativos del aburrimiento no son menos notables. Deja intactas 1a inteligencia, la voluntad y la sensibilidad. Nunca se tiene la mente tan lúcida como en el aburrimiento Basta a veces aburrirse en un apartamiento para conocer a fondo todos sus detalles. Es posible aburrirse en el curso de un trabajo activo: Si éste es inoportuno. Inclusive es posible amar a alguien y aburrirse a su lado. 1

e) Hallar este estado como un malestar original, cuya calidad afectiva no se encuentra en ninguna otra parte. Es una ausencia, una privación, la “pena del daño”. El contacto vital con los instantes que pasan no esta ya asegurado; ellos se deslizan sobre el alma sin impregnarla, como gotas de agua sobre las plumas de un pato. Esto trae apareado un dolor opaco y melancólico, grisáceo, un malestar apacible que, como la felicidad, no tiene historia. En boca del aburrido abundan las comparaciones para definir su

incomodidad moral, que pinta especialmente como un desierto. Hay allí tierra y sal, con un libre espacio indefinido: pero le falta la gota de agua que al humedecer el suelo árido, que transforme en savia y haga surgir el verde frescor, y permita el suave florecimiento de las palmeras. Otra descripción, más acertada aun, a la que acudía un profesor mío, es la de insipidez. EI aburrido

se parece a un hombre que, poseyendo un buen estómago, e inclusive un buen apetito, y además no carece de alimentos, pero no les encuentra ningún sabor. Para él la vida no es amarga; Peor aún, es insípida, El suplicia de Tántalo está, en este caso agravado: porque si la mano puede asir e1 fruto codiciado, éste solo deja gusto a ceniza en la boca.

El suplicio de Tántalo. Tántalo, en la mitología griega, rey de Lidia e hijo de Zeus. Los dioses honraron a Tántalo más que a ningún otro mortal. Él comió a su mesa en el Olimpo, y en una ocasión fueron a cenar en su palacio. Para probar su omnisciencia, Tántalo mató a su único hijo, Pélope, lo coció en un caldero y lo sirvió en el banquete. Los dioses, sin embargo, se dieron cuenta de la naturaleza del alimento y no lo probaron. Devolvieron la vida a Pélope y decidieron un castigo terrible para Tántalo. Lo colgaron para siempre de un árbol en el Tártaro y fue condenado a sufrir sed y hambre angustiosas. Bajo él había un estanque de agua pero, cuando se detenía a beber, el estanque quedaba fuera de su alcance. El árbol estaba cargado de peras, manzanas, higos, aceitunas maduras y granadas, pero cuando estaba cerca de las frutas el viento apartaba a las ramas.

 

Anuncios

Publicado julio 31, 2010 por gabrieldaruich en Salud Mental

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: