Paranoia IV: Entre lo constitucional, lo reactivo y lo genéticamente evolutivo   Leave a comment

 
kraepelnyellsd En este período predominan dos versiones las de Kreaepelin y subrepticiamente la de Kraup, o su concepto de paranoia abortiva (o concepciones segundas, reactivas o deliroides (o jasperianas) de la paranoia, mes posible que inclusive hoy, subrepticiamente, predomine este punto de vista en la psiquiatría actual.

1. La Paranoia en el trabajo de Kraepelin (a partir de 1893). Fue con la cuarta edición de su libro de texto de Psiquiatría (Psychiatrie), publicado en 1893, texto por medio del cual el pensamiento innovador Emil Kraepelin sobre el diagnóstico de esta enfermedad comenzó, poco después de su llegada a Heidelberg. En esta edición, distinguió dos formas de paranoia, a saber:

1. Die Verrückheit (Paranoia). Que él entendía como "un sistema delirante sistematizado en la presencia de una personalidad intacta" (dauerndes Wahnsystem bei vollkommener) con conservación de el intervalo consciente (Besonnenheit) y con un pronóstico desfavorable.

Nota: Verrückheit se traduce en castellano como "locura", pero significaba para Kraepelin una dislocación de la vida de un paciente como resultado de “ideas locas”) El debate deja claro que él estaba tratando de filtrar las ideas delirantes del flujos más grande de "la locura, "dado que esto incluye los trastornos afectivos y alucinaciones en la psicopatología de la paranoia”.

2. Kraepelin acuña paralelamente el término "para las demencia paranoides". Es decir que a su vez lo hubo también clasificado entre los "procesos psíquicos de la degeneración", para caracterizar a los pacientes con ideas delirantes poco sistematizadas, puesto que en lugar de ordenar los sistemas delirantes, se hunden rápidamente hacia la demencia, Freud pensaba que un caso de estos era Daniel Paul Schreber, es por esto que sugiere la denominación parafrenia. Esta subcategoría incluía: la demencia precox y la demencia senil. lasombredelparanoico

Para la quinta edición en 1896 no había cambiado estos dos diagnósticos en sí mismos, pero a la vez su nosología se desplaza a dos grandes categorías de enfermedades: a) Las paranoides : donde la demencia se había convertido en una continuo en el marco del proceso más amplio epígrafe de "enfermedades procesales"; y por otro lado la conocida Verrückheit (Paranoia) que había sido reasignada la clase de "enfermedades hereditarias" (Aus Geistesstörungen krankhafter Veranlagung).
La sexta edición en 1899 constituye su mas famosa versión, dada por la creación de la "enfermedad maníaco-depresiva" . Se caracteriza por:

(1) Demenica precoz paranoide. El cambio de las formas paranoides a un subgrupo de demencia precoz, donde la Verrückheit es retenida, limitada o bien circunscripta por el defecto en el pensamiento. Una idea similar tendría Goldar posteriormente al hablar de que las formas paranoides no eran mas que reacciones secundarias a un morbos primario.
 (2) Paranoia
(3) Paranoia presenil. Añade como una enfermedad especial, la paranoia en los cuadros pre-seniles de edad avanzada (der Beeinträchtigungswahn praesenile).

chistekinotelekinesia En La séptima edición en 1904 no hizo ningún cambio en la misma. En la octava edición, un extenso documento publicado en varios volumen, que son los compilados de escritos de los años 1909 a 1915, acuñados por el mismo Kraepelin:

(1) Verrückheit o Paranoia.
(2) Demencia precoz. Discusiones sobr las formas paranoides de la demencia precoz.
(3) Estados preseniles. Antes de disolverse el concepto paranoia senil, se debe ampliar la imagen de la demencia presenil , o estados previos.
(4) Parafrenias. Se intenta establecer un subgrupo donde las formas de  "demencia paranoide," también llamada "para-phrenias", * surjan como una categoría separada de las "demencias endógenas" (endógeno :Verblödun geist), a la vez que de la demencia precoz (por eso se sugirió parafrenia) ; a diferencia de lo postulado en la paranoia, en la demencia paranoica no se mantenía la personalidad intacta; pero a diferencia de la demencia precoz el mantenimiento de la personalidad se constituía como semi-intacto, de manera que el delirio paranoico quedaba contenido en un núcleo semi sistematizado que permitía de alguna manera reorientar el resto de la persona en forma constitutiva.

En suma, a pesar de los varios meandros en el pensamiento de Kraepelin, su versión de la paranoia difiere de la freudiana en ser profundamente orgánica, hereditaria, y no pasible de interpretaciones psicogenéticas. Además Kraepelin mantiene un límite claro entre las enfermedades psiquiátricas, como la paranoia y la demeparanoia-NTnvancia precoz, y los trastornos conocidos como "psicógenos" (este término se usa el término en la octava edición en 1915) que incluía alteraciones tales como el "agotamiento nervioso", y la neurosis traumática, también los diferencia a estos cuadros de la "histeria".

2. Paranoia reactiva Gaupp’s (o paranoia abortiva) de 1909. En una reunión celebrada en 1909, Robert Gaupp profesor de psiquiatría en Tubinga, propuso el término paranoia reactiva como una entidad independiente, distinta de la enfermedad maníaco-depresivos y del trastorno obsesivo-compulsivo. La paranoia abortiva era una enfermedad que ocurre generalmente en medio de personalidades previamente sanas (pero con una disposición innata a la paranoia o la depresión) pero donde la ideación paranoide tiende a ser bien circunscrito (no suele afectar al médico, por ejemplo), los pacientes no se deterioran, incluso a menudo, la restitución ad integrum de su cuadro de base. El artículo fue publicado en 1910 en el famoso Diario General de Psiquiatría (Allgemeine Zeitschrift für Psychiatrie). Luego Gaupp utiliza este diagnóstico precisamente en el análisis de lo que era probablemente el caso más famoso de paranoia durante la Primera Guerra Mundial entre las tropas Alemanas: el profesor Ernst Wagner en 1913 cometió el asesinato masivo de una aldea de Suabia, este hecho fue remitido por una la corte militar a Gaupp quien en un dictamen psiquiátrico dice el del 24 de marzo de 1914 que el caso demuestra la matriz "puramente afectiva" de la paranoia.

 
mydadisK 3. La posición esquizoparanoide (a partir de 1910): Tomada originalmente de Farbain como posición esquizoide, una analista  Inglesa llamada M. Klein quien había logrado una mas que numerosa clientela, empezaba a postular ya desde 1927 que el niño pasaba por fases imaginarias donde debía alcanzar un punto máximo de sadismo antes del pasaje de zona erógena (ejemplo. de la oral a la anal), es decir, que el niño necesitaba proyectar esa angustia que provocaba esta hostilidad innata, producto de la expresión del instinto del instinto tantico, para poder acceder a un contacto erótico con sí mismo, los objetos parciales que permitían su desarrollo y amortizaban su constitución yoica. Así entendió que esta deflexión innata del institumelanieviejitato de muerte se producía por un predominio de elementos que constituían una creación producto de la fantasía (posición esquizoide) pero que además deberían ser proyectados en otros objetos para poder eliminar su agresividad, por supuesto, que de no poder garantizarse una proyección adecuada y ordenada, se producían fenómenos que siendo masivos, precocísimos y tanticos ponían en peligro la constitución misma del self, por lo que obligaban a una inhibición del desarrollo y a un reforzamiento negativo de esta posición, entendió entonces que por su constitución primaria el niño adolece de represión, y recurre por tanto a la escisión, es decir a separar a los objetos buenos de aquellos que son malos, y a mantener a estos alejados por medio de diversos mecanismos que denominó primitivos o psicóticos (identificación proyectiva, negación, omnipotencia y desmentida). M. Klein puede ser discutible en muchos puntos, pero sin duda, sus análisis y el valor, su carácter casi intuitivo para comprender al niño le valen un mención aparte en este historial de las paranoias, puesto que, con ella la paranoia pasa a ser algo funcional, esencialmente, puede empezar a explicarse.  Así posteriormente las experiencias de su discípulo Rosenfeld confirmaran que estos estados pueden confirmarse en el psicótico. Ahora bien no queremos hacer enojar al lector, tantalizarlo, o desde mi perspectiva mas actual, frustrarlo, fue mucha teoría por hoy la seguimos en la próxima entrega.

Anuncios

Publicado enero 9, 2010 por gabrieldaruich en Psiquiatría Clásica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: