Las psicosis alucinatorias crónicas   Leave a comment

Dr-Magnan-Medal-Verso Dr-Magnan-Medal-Verso Volvamos a Francia donde ha habido un profundo interés entre la relación que existe entre las distintas ideas delirantes, puesto que para en ellos se escondía  la esencia de la psicosis, esta corriente ya se dejaba ver en la temprana obra de Valentín Magnan. Sin embargo es durante  la Primera Guerra Mundial, llevó a los psiquiatras a tener que realizar una distinción mas detallada entre las enfermedades degenerativas y  las que no son degenerativas. Esto obligó a un replanteamiento total de los diagnósticos orquestados alrededor del síndrome delirante. Además los psiquiatras frances  se esforzaron en distanciarse de la corriente alemán que relacionaba todo comportamiento con la esquizofrenia, por lo se que hizo hincapié en el embotamiento afectivo y otros tipos de patología afectiva. Los estados delirantes fueron catalogados por lo tanto sobre la base del mecanismo supuestamente interpuesto (asi las alucinaciones o las ideas delirantes pasaron a ser de importancia capital). Posteriormente podemos mencionar a Pierre Pichot quien realizó una explicación de estas divergencias de tipo diagnóstico en un artículo publicado Psychological Medicine (1982), resumiremos algunos de estos cuadros que son mencionado y explicados por el mencionado autor:

paranoia 1. El delirio de interpretación (Le délire d´interpretación). Este tipo de delirio era sistematizado en torno a un solo núcleo bien vigoroso (es decir una idea central, por ej. que alguien lo perisgue) que se propiciaba por un mecanismo bien delimitado, a saber: el razonamiento. El delirio interpretativo comenzó a ser conocido a través de la obra de Sérieux y Capgras a través de su famoso libro Les folies raisonnantes: le délire d´interprétation.  Estos pacientes que luego se conocieron como paranoicos, poseían un núcleo interpretativo en donde por un lado: predominaba la intelectualización y la proyección; por el otro esto sucedía en ausencia de delirios y alucinaciones. Finalmente estas construcciones delirantes pasaban a ser parte de la constitución óntica del dassein del paciente. Así si bien es cierto que no evolucionaba al deterioro como otros estados delirantes, por otro lado, por su constitución centrifuga provocaba  que progresivamente se condicionara la vida de persona; así el demente podía estar sumergido en permanentes estados persecutorios que constituían un mundo caótico en donde la desconfianza y la suspicacia eran el sello diagnostico. Además al ser egodistónico (no eran pasibls de crítica) ellos no experimentaban angustia en consecuencia acudían a la consulta psiquiátrica obligados por  su visión solipsista del mundo que propiciaba conductas agresivas y querellantes.  El psicoanálisis también se ocupo de ellos, para Freud este mecanismo de interpretación se explicaba por fallas en la constitución del narcisismo secundario provocando un movimiento retrógrado de la constitución de sí mismo,  en el que la libido retorna al yo siendo retirada de los objetos. Freud describió por primera vez en 1914 este proceso, en relación a un estado que él llamaba parafrenia, que correspondía a la demencia precoz de Kraepelin o la esquizofrenia de Bleuler. Ésta retirada por inversión libidinal de los objetos, era seguida paranoiade una contra investidura en el yo, lo que era responsable de dos manifestaciones clínicas de la patología: la falta de interés en el mundo externo y el delirios de grandeza. Por otro lado los pacientes paranoicos se resguardaban de esta falta de provisión objetal por medio de la proyección de sus ideas con lo que resguardaban su capacidad de adaptación al poder ligar la libido al mundo exterior, con lo que evitaban la introversión yoica del núcleo delirante, el cual por otro lado se encontraba latente por la falla sistemática de la represión aprês crup, que provocaba la retaliación por parte de lo proyecto (Klein, 1928). 

paranoid 2. La psicosis imaginativa (1910). Este segundo grupo de psicosis que no cursan con deterioro es un diagnóstico que ha sobrevivido a lo largo de la historia. Progresivamente Ferdinand-Pierre-Louis-Ernest Dupré entre 1862 a 1921 describieron en forma exhaustiva diversos estados confabulatorios, que en algunos casos constituían verdaderas pseudologías fantásticas.  Pero fue Benjamin Logre el famoso psiquiatra del hospital de parís Hôtel-Dieu quien en la revista L´Encéphale quien las describió como "Les delires d´imagination" como procesos crónicos de construcción imaginaria de una ideación patológica en base a impresiones ideatorias bizarras. Así el describe en L´encephale de una forma maravillosa lo siguiente:     "Crean un mundo totalmente formado por sus asociaciones de ideas, el paciente se adapta al mundo exterior mediante sus creaciones subjetivas, dándoles el carácter de objetividad. . . . El punto de partida de su error no es la noción de si un hecho externo, verdadero o falso. . . sino una ficción de origen endógeno, una creación subjetiva". Así para Logré los paciente paranoicos aparentan ser como un sabio, mientras que en estos paciente e se impone una fase imaginativa, Logré los calificaba "como poetas ".

3. La psicosis alucinatoria crónica (la psychose hallucinatoire chronique, 1911). A principios de siglo se formo un ala especial para "psicópatas difíciles"  del ya mencionado Hôtel-Dieu, por ella pasaron psiquiatras ilustres tales como  Gilbert y Siméon Ballet los cuales propusieron en 1911 en la ya conocida por nosotros revista L´encéphale trastornos alucinatorios crónicos combinados con ideación delirante, cuya marca distintiva estaba dada por la tara hereditaria. Posteriormente el mismo Ballet puso en duda su valencia hereditaria, pero fueron Sérieux y Capgras quienes lo estudiaron en forma exhaustiva para ellos el factor hereditario no era importante lo que se explicaba por la integridad del resto del aparato mental. El diagnóstico es utilizadoESTUDIOS DEl PREFECTO aún en Francia con asiduidad, encontrándose incluido dentro del CIE-10. Personalmente pude ver varios casos de este tipo de trastorno mental.
ertomania
4. Las psicosis pasionales (Les psychoses passionnelles of Gatian de Clérambault, 1920). Las psicosis pasionales (L´erotomanie) . El extravagante  Gaétan-Henri Gatian de Clérambault en 1920  presentó una nueva clase de trastorno delirante, que  Clérambault llamó "la psicosis pasional" dada por una tríada:  convicción emocional profunda de su núcleo delirante, la psicosis resortes plenamente formado en su vida y la presencia de automatismo mentales primarios. Hoy no vamos a hablar de los automatismo mentales primarios, para no aburrir y porque tengo que ir al gimnasio, pero para el autor era importante la inoculación de un proceso reverberante alucinatorio como elemento previo a toda construcción delirante.   Clérambault incluía entre ellos una forma especial de este delirio la erotomanía, el cual a menudo fue llamado posteriormente como "síndrome Clerambault," 

Anuncios

Publicado noviembre 8, 2009 por gabrieldaruich en Psiquiatría Clásica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: