Los limitrofes son siempre clasificables jejeje   Leave a comment

En 1968 Grinker en el Instituto Psicoanalítico de Chicago elaboró una definición y clasificación del paciente fronterizo donde eran mezclados elementos de un nivel funcional y los de un trastorno de la personalidad . Refiriéndose al caso fronterizo como un síndrome, se repartieron el dominio límite en cuatro campos: (a) Los casos fronterizos psicóticos donde incluso el sentido de la realidad era deficiente; (b) el limítrofe propiamente dicho cuyas características se definían por la ira, la depresión, trastornos de identidad y relación vaciante con los demás; (c) El tipo “como sí” que presentaba tendencia a copiar la identidad de otros, falta de afecto, conducta mas o menos adaptativa y un patrón de relaciones carentes de espontaneidad y genuinidad (d) El límite neurótico que presentaba depresión anaclítica, ansiedad, y rasgos de semejanza con trastornos del carácter neuróticos y narcisistas. Los investigadores de Chicago a su vez que la ira era el principal componente de éste grupo. Si bien la nosología de Grinker quedaría en olvido, fue la expresión de una sistematización nueva, que tuviera en cuenta no solo las consideraciones metapsicológicas netas, sino también, la prosecución de una estructuración nosológica específica. Así las estructuraciones clásica entendían de hecho que habiendo una catexia narcisista en torno del objeto era lógico pensar la existencia de anclajes caracteriológicos en torno al objeto; pero al mismo tiempo tal como especifica André Green: “Me he preguntado si una nueva metapsicología, una suerte de tercera tópica, no se había instalado sin que nadie lo advirtiera, subrepticiamente, en el pensamiento psicoanalítico cuyos polos teóricos eran el sí-mismo y el objeto. Y ello por presión de la experiencia, que instiló en los psicoanalistas el afán de una construcción teórica más profundamente enraizada en la clínica. Dicho de otro modo, no tendríamos la práctica por un lado y por otro la teoría…” .
La estructuración de este cuestionamiento en la práctica ha dado lugar a varias posturas contrapuestas que pueden resumirse en al menos dos untos vista. El primero más clásico nos dice en torno al objeto, puede haber investiduras narcisistas, por ende, de producirse fallas en torno a esta estructuración básica del individuo se producirían fragmentaciones en torno a la estructuración de sí mismo y los objetos, estas faltas que parten del narcisismo primario se concentran en torno al repliegue del amor de objeto, que se estructura en torno del narcisismo primario, por lo cual la constitución objetal sigue el repliegue del narcisismo secundario. Por ende la postura de Kohut por más rebelde que pueda parecer no hace más que seguir una estructuración clásica en donde si se producen fallas en la constitución de esta fase primaria de narcisismo, así tal como postula Freigberg, el individuo se encuentra incapacitado de la suficiente memoria afectiva como para poder evocar una Imago parenteral lo suficientemente buena, o bien como dice Balint se constituye una falta básica en torno al objeto , así las posteriores constituciones de Kohut sobre una falla en la estructuración de una imagen tranquilizadora, tienen sus raíces en una conceptualización más clásica donde la analizabilidad del paciente limítrofe sería cuestionable por lo que en términos de Fairbain sería una falla no en el objeto sino en la relación de objeto; el segundo punto de vista por consiguiente se desarrolla como una reacción por l denominada psicología del yo. Así este grupo ubica al paciente limítrofe en torno a las conceptualizaciones de Mahler et al (1975) quienes postulan que en el paciente limítrofe se produce una falla en la subfase de acercamiento, en la etapa de separación-individuación, gracias a lo cual el paciente limítrofe tiene fallas sistemáticas de una presencia emocionalmente tranquilizadora entre el décimo octavo mes de vida y el duodécimo respectivamente. Así Gabbard dice: “esta conciencia trae consigo un alto sentido de vulnerabilidad ante la separación de la madre” .
/p>

Anuncios

Publicado octubre 15, 2009 por gabrieldaruich en Psiquiatría Clásica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: