El retorno del hijo del Sombie Paco: No está entero, ni es muy guapo, pero tiene un blog muy majo!   Leave a comment

 

Cita

El retorno del hijo del Sombie Paco: No está entero, ni es muy guapo, pero tiene un blog muy majo!

Hemos decidido volver, como buen Argentino podría calificar mi silencio y mi retiro como una resistencia a las multinacionales: ¿Sostener un blog para windows vista? En fin ni siquiera lo utilizo para qué quejarme, además un amigo me sugirió que incluya cosas nacionales, pero le insistí que soy Argentino, que me importa un capso lo nacional, así se mantiene todo, la ciudad me ama y yo a ella también. Pero dejemos mi narcisismo porteño y dejemos paso a la psiquiatría, ya que no vamos a justificar este tiempo tanatizado entre ustedes (lectores virtuales) y yo (escritor virtual), vamos a hablar un poco de Massud Khan.En 1959 Masud R. Khan tomando las conceptualizaciones de A. Freud y Winnicott dice que los pacientes limítrofes presentan una regresión al estado “dependencia-necesidad” que nos remite a las etapas tempranas de diferenciación ello-yo-superyó . Por ello “explotan” regresiones a estas etapas, es decir que manipulan cuasi defensivamente sus estados disociativos, pero en su afán de manipulación crean un real estado de pánico en ellos mismos. Esto se debe al menos a dos motivos: el primero es que se defienden con tenaz resistencia frente a la realización psíquica de sus manifestaciones pulsionales lo que los lleva a la expresión de una ansiedad libre difusa; el segundo motivo de la defensa consiste en transformar esta ansiedad difusa en dolor psíquico, como una forma de desdoblar la satisfacción pulsional a través de un masoquismo primario para evitar la ansiedad, realizando paradojalmente su necesidad de dependencia y privación. Así utilizan el masoquismo, como una elaboración contra los sentimientos de “vacío total y ansiedad y una desolación”, evitando así la ansiedad, por lo que la idealización del terapeuta sería otro rol de la defensa para evitar realizar una verdadera realidad emocional. Esta tendencia a un rol defensivo patológico tendría su correlato en fallas en el cuidado materno, que los predispone al trauma acumulativo, como un predisposición tardío de su débil constitución yoica. Por lo cual la transferencia del limítrofe puede describirse como marcada por una relación de objeto transicional, donde la distinción entre sí mismo y el objeto es solamente parcial, oscilando entre la dependencia y la omnipotencia destructiva. En consecuencia a diferencia de los pacientes con perturbaciones psicóticas extensas, los pacientes limítrofes presentan dificultades parciales para discriminar al terapeuta, que no es más que el producto de una detención en el desarrollo de sí mismo, similar punto de vista sostuvo también sistemáticamente también Arnold Modell, quien tomo de partida los puntos de vista de Khan. Finalmente gracias a la maja que me resucitó, pero me volvió un zombie, o mejor dicho, el hijo de un zombie particular quizás para siempre.

Anuncios

Publicado octubre 11, 2009 por gabrieldaruich en Psiquiatría Clásica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: