H. Sullivan   Leave a comment

Seguimos analizando lo que pueden brindarnos de interesante los autores posteriores a Adler, el turno es de: Harry Stack Sullivan. Debo confesar que fue uno de los primeros psiquiatras con los que pude dar contacto literariamente, su estilo es directo, es alguien además con mucho experiencia de hospicio, es simple y no tiene vueltas; lo admiro en este punto precisamente, era un pensador netamente clínico. Hablábamos antes de la influencia de Adler, algo que a muchos se les escapa….en donde está? Bueno si observamos las ideas que el postuló, este autor afirma que el ser humano nace con “something of the power motive” (lo que significa literalmente, “con cierto motivo o afán de poder). Así afirma con respecto al niño que: “El completo desarrollo de la personalidad se orienta hacia un ideal de seguridad en vista de su ineficiencia para obtener lo que desea con el mero uso de sus recursos naturales. Debido a las decepciones que acumula en sus primeras fases de la vida extrauterina, procede a elaborar un vasto sistema de acciones, creencias y previsiones que se destinan a protegerle del sentimiento de inseguridad e invalidez (que lo describe como Helplessnes, cuya mejor traducción sería indefensión, o inferioridad, si lo quiero unificar a la sistemática Adleriana).

Sullivan considera que el infante bien pronto establece un sentimiento de conciencia infantil que se propicia a una lucha de motivos, o sea una oposición entre el deseo de “seguridad” y el deseo “de placer”. Por ende  si bien al niño le gustaría comer el pastel, este quiere tenerlo todo el tiempo, reza precisamente una conocida canción newyorkina (…to eat the cake, and have it).. Pero mientras mas lo intenta mas se da cuenta de su imposible, lo que generará en el neonato un sentimiento de frustración, lo que conforme avanza la educación del pequeño capitalista, se produzca una excesiva tensión intrapsíquica que haga al niño sucumbir a nuevos expedientes defensivos y adaptativos. Mas aún siguiendo en línea de pensamiento a los seguidores del águila (Adler) el proceso clave en la maduración no tiene lugar sino hasta la pre adolescencia entre los 8 y 12 años.Por otro lado la formación del yo es en él un proceso complejo, donde la formación del yo es hasta el primer año un proceso que no incluye un sentido de autoidentidad por lo que se asemeja en mucho sentido a lo que se llamó históricamente pensamiento sincrético, y constituye la denominada posición paratáxica. Hasta el fin del primer año se aisla la figura de la madre, por lo que se inicia la etapa de maternaje (the mathering one). La posición paratáxica, en este sentido, sería un estado existencial intermedio que podría explicar los estados de éxtasis y las experiencias cumbres: ¿ De que goza ?

 

Anuncios

Publicado agosto 4, 2009 por gabrieldaruich en Psiquiatria dinámica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: