El objeto transformacional (un posible esquema)   Leave a comment

 

 AI798L5CAKB7A3RCAYDF21XCADHT445CAIXCDWYCAI5DPUFCAD85PIPCAEOMG78CATFRAFGCA0ZDL4JCAUE4BD6CAEZPJYHCA54GLJVCAFPWNQ5CA7DSU5OCAMDDI2ACALDRTRCCA55SRMD Un blog Pop,  un blog de garabatos. Los blogs tienen muchos objetivos distintos, algunos son hechos para poner fotos, otros para descargar cosas, algunos para leer poesía, otros para dar testimonio de la existencia de un ente humano, el club de futbol o los atributos de fulano o fulana cuando toma sol. Podemos ir mas allá y decir que La gran mayoría de estos sitios, son “como sí” una proyección del viejo y querido hábito de rascarse lo mas profundo del ser (el ente del ser), mientras disimuladamente en la superficie nos tapamos la soberanía con el teclado (a módico precios ahora también con una notebook, o retirarnos a la solemnidad del excusado con una palm, pedrive, netbook, celular o mp4). Ah que placer toda gente conectada,  pero no podemos por esto generalizar; Es decir que todo blog, por otro lado, solo es lo que parece cuando  uno no lo ve, solo si lo analiza a perceptivamente para ser el gregario de los gregarios. Ese es el superficial placer de los castos no es malo tampoco, pues esa travesura aristocrática como la de rascarse disimuladamente, tampoco es un ejemplo para la plebe quien deber convocarse en foros y programas de radio e indignarse. Por lo que finalmente podemos decir que en algún punto siempre se termina   la sociedad por percatase a tiempo y por cuestionarnos, eso no esta mal es la mano invisible del mercado de internet supongo (espero que le vaya mejor qufuturoe a otros). En consecuencia los hábitos dilatorios pueden ser consecuentemente castigados por esta estructural poco ideal, que siempre está ahí, así que no debo preocuparme por mi redacción, la doxa se ocupa. Pero acaso el ser humano: ¿hace algo más que comer pizza, ver tele y navegar por internet?” Es decir que no lo hace un ser humano, y lo convierte en algo humano.  

 elkarmanbottracho White Trash in a Babilon. Lo que quiero plantear aquí entonces es un consuelo postmoderno, una pregunta post under: ¿Porqué escribo esto además de por el mero hecho de autosatisfacerme? En realidad esta es una pregunta que no debería hacerse demasiado, pero solventando las ambigüedades y orgulloso de formar parte de esos blogs que son un reflejo del solícito hábito de rascarse; en tanto ya rascado siento que debo dar cuenta, aunque esto no lo lea probablemente ni mi tía por lástima, pues para mí el objetivo de un blog, en el sentido que lo llevo haciendo ya hace un año es crear un espacio soberano. Una especie de Babilonia de mis pensamientos, un trash de lectura, un lugar para no ser leído por nadie, que tiene por objetivo, pensar y repensar ideas, a la vez que, dejar un pequeño registro. Una especie de legado sin heredo, una nómada informe, que pueda ser tomada por mí, por un doble, o por otros para construir conceptos, funciones o lo que se crea conveniente en ese espaciotrash tiempo ideal proyectado; por otro lado en tanto que pensamiento nómada, corre el riesgo de ser una proyección incompleta….pero bueno! lo que creo esencial en esos casos es que no se contra identifiquen, es decir todo acto humano tiene lamentablemente un rol excretorio, mercenario y estúpido. Dado lo ínfimo de quien escribe, se comprenderá que el alertar sobre estos exudados es un acto sanitario: cuidado son excretas, no se formen como letrina. Pero en tanto y en cuento esta aclaración fue hecha, esta petición de principios, de esas que no pueden prologarse, pero por otro lado tampoco epilogarse alegremente pasamos al tema de hoy que no es mas que un pliegue soso, en un pañuelo que nació para ser arrugado, garabateado…pues si hablamos de que este es un blog pop, o con alto contenido visual y a la vez soberano, es solo con la intensión de colorear mis garabatos, de esos que se hacen con los niños cuando uno no tiene un arsenal de juegos para entrevistar a un niño, sino tan solo un lápiz, un papel y buenas intenciones. Por eso es que hoy vamos a hablar de la triada de la infancia, a saber: el niño, el loco y el artista y su relación con la vida psíquica (aquello que nos divide de la felicidad). 

Tiempo, fragmentación y otras nimiedades. Empecemos con una pregunta: ¿Cuanto lleva fragmentar un lenguaje? No me refieroA2S68FICA1OR35OCA5F3IJOCACTI33YCAK7O8P0CA1C42ZSCAB9DRWRCAW10ZTHCAQVTC5BCAXTMGI5CAYPD71NCAZUSRHHCA9K274SCAP5NY5ZCA0ZQCJYCAVNGQZVCAHT91MDCA756OLV a  dividirlo por las superficies, como quien parte en dos de una patada una tabla y resuelve su problema creándose otro. Que se entienda estamos en el plano de las profundidades,es decir, que  aquí el señor Miyagui es un perverso que hace lustrar la casa a un pobre pibe; por otro lado, en las profundidades Daniel Sam es un sádico que a su vez es un masoquista que si no recibe castigos da patadas. En este plano propongo que nos plantemos hoy, a saber un triple dominio: el del loco, el niño y el artista genial. El último de estos hablaría así de Karate Kid, pues diría, que esa obra es una solución de compromiso, un pacto homosexual, muy obvio. Pero a costa de hacer entender al lector que desgarrarse es algo mas que saber pegar patadas, es sentir la nada, estar con ella en silencio. Este tipo de artista no es anal y plástico, es oral y devorador de profundidades: Por un lado puede verse en esta estipe lo que fue un Nietzsche a Schöpenahuer; por el otro, podemos ver que al final de la serie está el artista que se fragmenta antes de poder largar un espiración, un Sid Vicius, el loco esquizofrénico en su rapto de genio; finamente en el centro de la serie esta el puer eternus como puede ser un Luca Prodam, que se debate entre la superficie y la profundidad, sacando la cabeza para volverla a esconder como un ñandú ¿Acaso hay algo mas parecido que un chico y un ñandú? Si seguro pero no cuando se escucha las pelotas con la puerta cerrada!!! No cuaeljueguitoparaC64ndo aunque sea por un momento de introversión, en la que uno se abisma en el mundo de las profundidades. En este mundo el discurso es puro órgano, es el pene que se sale dando lugar a una vagina, como un ojo se desprende como la lágrima de una oreja, como Van Goth se corta el cordón umbilical y lo transforma en gramófono. Así discurre un proceso que no es ni primario, ni secundario a nada, antes bien es un mundo de cosas donde lo que se compromete es la percepción. Kant tenía razón al equiparar al conocimiento inmediato e intuitivo, con las categorías primarias y secundarias de la  sensualidad; por otro lado Kant es un estafador, un maestro del mercenarismo filosófico, el primer empleado público: el que nunca salió de su ciudad, por ende, no conoce nada mas que eso de la profundidad. No es lo que pienso de Kant, sino lo que las profundidades le dirían a un Kant si nos lustra en la cara la Razón Pura, y ni hablar del ajuste de cuentas por parte del cura de la parroquia que iba a su esposa, retorno victorioso a las superficies que orquestó a la maldita razón práctica, y le permitió ser el más ilustre profesor de filosofía hasta entonces jubilado. ¿Dinero, cobro, haberes hay en este discurso? si por cierto que sí, pero son flujos, y como flujos solo pueden ser recibidos o expulsados, incorporados o expelidos; por ende el flujo es siempre otro efecto de superficie (una mala percepción postmoderna) en un individuo absorbido en una identidad de percepción. Acá hacemos una digresión, como dijimos esto no es economía de causa y efecto, esto no puede ser Marx, aunque con Marx se puede explicarlo muy bien son flujos activos, cambiantes en tanto que solo se fijan a posteriori del estadio. En concreto descreo de la hipótesis de mi gran héroe de Juventud, quien decía que esto era un tema acusable a un  cuerpo sin órganos, porque en realidad es mas una cuestión concreta viso espacial y motora. ¿En que no se coincide entonces con el concepto Artusiano? En que la concepción de ver el cuerpo sin órganos no deja de ser una rabona fenomenológica, una manera de generar conciencia autómata, aunque mas no sea sacando el resorte ultimo de la maquinita y tragándoselo. Se entiende entonces que no se debería confundir esto con un cuerpo, aunque se despejen los pescado en rabiaórganos, queda por explicar su ubicación en un escenario que esencialmente es vivido,  captado, no pasible de ser delimitado. Esto tiene su razón de ser no es una anorgasmia, sino mas bien, en una falta de aparato que articule lo percibido, que por desgracia no es  necesariamente biológico, en otras palabras no es una causa, como diría mi viejo maestro es una cuaisi causa.  En definitiva estos espacios de crítica contundente, de filosofeo a martillazos por un lado; y en lo mas excelso tener el privilegio de sacarse los mocos y que tu mami te bese. Entre medio de esas dos antípodas se ubica un discurso que es falta, mas que memoria. Que forma una huella, no por puede ser innatista, Bow to your sensei sino a costa de poder sobrevivir en forma activa a las angustias iniciales. En efecto una angustia genera movimiento, un movimiento permite una mamada perceptiva, pero a penas si solo eso:¿Podemos sostener enalteciendo las banderas de la anorgasmia? No creo, un cuerpo sin órganos, es como una conciencia sin Sartre, una cosa hueca un canto que no es ni externo ni interno sí, pero que no deja de ser espacio, terreno ganado al agua. Profunda conexión con lo prehistórico, con el inicio. Recuerdo de una ausencia que debe ser llenada a costa de no fragmentarse, en ese plano, se inscribe el concepto boleano de objeto  transformacional. 

disfrazRubik Los objetos Boleanos, del código al garabato. En definitiva el conjunto de procesos que encarnan  vel aparato biológico son causales por sí mismos, de esto no hay duda. Por ende son activos, en tanto que son necesariamente, una construcción activa.  Bolas sin mas ni menos, desde su mesurada construcción del sí mismo nos hecha un cable a tierra, pues precisamente lo que permite estructurar son estos estados eso (It state) que se caracterizan por ser percepción, pero sin fantasía, con lo que se termina de derribar la marmita de la anorgasmia, pues precisamente, no se trata de un idioma puro, sino de una disposición potencial de dominio. Con esto queremos decir que la construcción de los winicottianos estados de rumiarías (restituidos en el juego de gabatos), discursos peregrinos del esquizofrénico, no se explican  por una disposición inmanente sino por el carácter transitivo de esta dado que podrían ser objetos de contenido, contenido de objetos, estados anti pulsionales en tanto que pre pulsionales y todo eso junto a la vez.   Puesto que lo central en esta construcción boleana es tanto el momento genéticamente dado, como la posibilidad de un despliegue dinámico que de cuenta de él en segundo plano. Superficie y profundidad en un principio son un elemento transitivo, una contra investidura del ser, que se orienta de eyecto a su posibilidad mas próxima por un lado. Por el otro depende de ésta proximidad, depende de la posibilidad de construcción de un objeto con un otro, frente al cual el infante mas que alienarse va poder representarse, esto es por su posición un cuento de hadas,estamos en la profundidad. Por eso la riqueza de este constructo, a mi entender, radica en que deja la grieta abierta donde mas duele, en tanto que la historicidad solo es posible si la causa y la cuasi causa cuajan. Es decir que retronar a las profundidades no garanta nada, como garantizó nada que nuestra madre nos agarrara y besara. O por una de esas casualidades nos confundiera con la placenta y nos tirada por la ventana. Esta dimensión que abre bolas desde las profundidades, tiene su riqueza, pues nos deja en claro que entre la superficie y la profundidad hay un estado intermedio (transicional) que se constituye en base a una lógica tanto genética como dinámica. Así si no? por eso mis queridos ex topógrafos del patíbulo de que goza maría teresa? De it state, de que la cuasi causa lo óntica al ser, como Giecola causa lo fundamenta. ).perroandaluz

No depende de gozar aquí, tanto como de que imaginemos allí. Pero estamos a un n paso mas cerca de lo que se entiende por verdad, pero un paso mas lejos de lo que entendemos por lenguaje. Juego del ojo, corte de Buñuel del ojo, intento sub realista de subvertir el realismo de reemplazarlo por manchas, de pintar la hostia con dibujitos, y venderla mas cara, tiempo mágico de enchastre, nimiedad y vació. Momentos para algunos innato, para otros pasajero, y  para otros oscilante. Dependiendo si hablamos del loco, el niño o el artista, cosa que no sabemos hasta poder tocar la superficie, para poder salir de lo estático, del impropio estasis perceptivo. Lo que se ve en conclusión es que por ende hablar de un estado vicariante de lo perceptivo, es decir, una virgen goza: sería como hablar de un verde de verde, un completa pavoneada lingüística, sin contundencia clínica.

AGJT40VCAX54F6PCAELRB7FCAUVEQN3CA0MASPICAN4BILWCA1361DACAQX049WCA03ZVRMCAA9RFDACAVU6FGLCAAW1BNLCARKRV6KCA1M6K42CAYU60CFCA24I91CCA25ZUDMCAYJBWJY  No escindamos, evitemos forcluir. Con esto no consideramos que Marx no tenga razón, pues si en efecto como sabemos, la plusvalía es un rehusamiento lo que perfectamente podríamos pensar que es un flujo, una interferencia;  Por otro lado, está lo dinámico superpuesto a lo genético, por lo que también se necesita de una desmentida, de una estructuración que bordee lo dicho, a saber: se marque un límite entre lo psíquico y somático. En consecuencia si sería un desalojo, pero solo como cuasi causa, es decir que el flujo (el lenguaje para verbal, las estereotipias) es una cuasi causa, es decir, el efecto de un buen cuento, la partida de piedad de una madre que fue empática con nuestros flatos (o en su defecto un analista , de esos que van banquetes, vestido de SsS).  Así que no olvidemos el lema de este blog, el que siempre decimos con Freud: “la biología es destino”, porque solo de pan no vive el hombre, pero si que en muchos casos se conforma solo con mig(a)s.

Desfragmentación, pochoclo y Buñuel. Por ende: ¿Sería acaso soportable esto (it) para el loco, el niño y el artthumbnailCAFLJVCQ ista (state) sin fragmentarse? Yo personalmente no creo, no es un registro de lo que circula, sino de lo que se puede tomar del torrente a como de lugar (causa, soma) pues la restitución delirante es eso: una construcción (pero no reconstrucción) de lo intermedio, lo que unas veces da regresión a lo profundo, en otras fijación en un estadio y en la mayoría de nosotros progresión desdepunto fijado(entre los muchos puntos) a otro mas completo (, es decir,  pre-condición de un cine Buñuelano, lo que por su parte claudica una aburrida película de las de Alfredo Landa (de esas que pasaban en tiempos de Franco).     

Nota: Este texto no  busca criticar a quienes admiré, por el contrario, es un intento por reimprimir su huella. Pensar lo que se lee, espero que por esto se lo entienda. Es ydecir como una simple novela, o por ser latinoamericano, como un modesto cuento (Borges era sabio, a diferencia de mí que no soy ciego y a veces intento escribir novelas.Como no soy francés, aunque admiro a autores como Deleuze, tampoco tengo tiempo para perderme en la rancia Sorbona, ni hacer el amor revolucionariamente como un petit rojo que leyó a Mao Tsé Tung.

Anuncios

Publicado enero 13, 2009 por gabrieldaruich en Psiquiatría Clásica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: