El atolladero de lo mitológico y la madre devoradora   Leave a comment

 

Este post se me ocurrió luego de la charla con unos amigos a cerca de determinadas concepciones de lo primordial, y por otro lado, una inquietud personal que siempre he tenido por estudiar algunos mitos a luz de la psiquiatría dinámica. Por lo que iremos primero 09avanzando en algunos postulados, casi en forma de una conceptualización panorámica. Como veremos es una construcción compleja, en la que me valgo en parte de una asociación no forrmal, pero que intenta integrar algunas ideas personales. El concepto de la madre desborradora puede ser un tema que nos permita unir el limbo impersonal de lo colectivo, con el presente intemporal de lo tanático. Hiancias de un presente que siempre se ha agrietado, lenguaje que se borra en su propio pleigue, que imita lo que evoca, y desgarra lo que imita. Este temas para mi es central porque nos pone en un punto complicado de las conceptualizaciones metapsicológicas, dado que al intentar conectar lo individual con lo colectivo, nos ponemos en lo que yo he denominado el atolladero de lo mitológico (en contraposición a lo que es histórico, o posiblemente acontecido).

Apolo La mitología y la pulsión de muerte. La mitología asocia con predilección la mujer a la muerte. Si esta representación se puede justificar con una interpretación en obediencia a la angustia de castración, de igual manera se alimenta del patrimonio del inconsciente colectivo,así Spelrein una discípula de Jung nos invitó a conectar por primera vez el concepto de lo prenatal a la pulsión de muerte. Esta fue la primera vez que un autor hizo mención a dicha pulsión de muerte.

Moisés y la religión monoteísta (1938) Freud atribuirá a las incertidumbres de la paternidad el desarrollo de la curiosidad intelectual, los progresos en la espiritualidad, según su expresión, consistentes en acordar más valor a la deducción intelectual que al testimonio de los sentidos. A propósito André Green así dice:

Es que esa "antigua patria de los seres humanos", esa vagina de donde todos han salido, que suscita en ellos esa extrañeza familiar o esa familiaridad extraña, al punto que nada podrían decir de ella; que envuelve en el mismo silencio el sexo femenino y la muerte, esa vagina, pues, hace de la condición femenina un estado por así decir natural, en tanto que la cultura es cosa de los hombres. El mito de la mujer donadora de vida y de muerte ha llevado a Freud, a calvinkleinla vez, a idealizar la figura de la madre, y a discernir en el repudio de la feminidad -en los dos sexos- las razones de la obstinación en seguir enfermo. He ahí entonces un peligro: se ve en la madre -común a los dos sexos- una amenaza Moises2por conjurar, casi tan grande como la amenaza de la muerte

La idealización de la madre (M.  Klein). La idealización de la Madre puede ser una desmentida de las angustias persecutorias de que es objeto el infans. La referencia a la psicosis se vuelve inevitable, en efecto, antes de que el bebé, quien desde luego está inmerso en un mundo de lenguaje, hable, lo que se le puede atribuir en materia de "pensamientos" gira en torno de lo vivido, de la aniquilación. . La inmortalidad es un estado de idealización del yo, al que por otra parte sabemos amenazado en su existencia. La invulnerabilidad que de esa manera se le confiere es solidaria de un estado que se puede calificar de bisexualidad autosuficiente, o de a sexualidad indiferente, o también de indiferencia sexual. Un yo que fuera todo narcisismo, por oposición a un yo dependiente de su objeto primario omnipotente. En sus formas de expresión más elaboradas, el yo desdoblado ya no tiene necesidad del objeto complementario que pertenece al otro sexo. La completud narcisista ya no es el resultado de la fusión con el objeto; nace ahora de la relación que el yo mantiene con su doble.

kali2 Kali (forma femenina de kala, ‘tiempo’ en sánscrito). La conocida consorte del dios hindú Siva en su manifestación del poder del tiempo. Kali, una destructiva diosa madre, es descrita en la mayoría de los casos como un ser negro, desnudo, que porta una guirnalda de calaveras humanas, con un rostro espantoso, los dientes manchados de sangre y la lengua fuera. Tiene cuatro brazos que simbolizan un dominio absoluto sobre todas las cosas finitas. En una mano esgrime una espada, en la segunda sostiene una cabeza humana cortada; la tercera, según sus devotos, es para espantar el miedo, y la cuarta se interpreta como portadora de felicidad. Kali —omnipotente, absoluta, y que todo lo impregna— está más allá del miedo y de la existencia finita y por eso se cree que puede proteger a sus devotos contra el miedo y proporcionarles una paz ilimitada. Por último, como noche absoluta, devoradora de todo lo existente, es representada a veces sobre el cadáver de Siva, que, como la guirnalda de calaveras, simboliza los restos de la existencia finita.

clip_image001

El narcicismo negativo (André Green). Tenemos entonces un haz de argumentos suficientemente convincentes para pensar que la inmortalidad del yo dispone de un campo muy vasto en el psiquismo, puesto que se extiende de la normalidad a la psicosis. Si está justificado reconducir esto al narcisismo, es preciso agregar que entonces el propio narcisismo es el que está directamente afectado por las pulsiones de muerte, en el seno del yo. Creo que es imposible atenerse a las formulaciones explícitas de Freud sobre el narcisismo, que lo sitúan por entero del lado de las pulsiones de vida. Al narcisismo positivo se debe aunar su doble invertido, que propongo llamar narcisismo negativo. De este modo, Narciso es también Kali. Creo que André Green aquí monstruos_conalas2picpuede guiarnos para entender el concepto de Kali como un asesino que garanta la paz eterna, un perpetuo Dios de los caprichos, un resto del uno que remite al cero. En efecto en lugar de dar sustento a la  aspiración hacia la unificación del yo por el atajo de las pulsiones sexuales, el narcisismo negativo, dominado por el principio de Nirvana, representante de las pulsiones de muerte, tiende al rebajamiento de toda libido al nivel Cero; aspira a la muerte psíquica. Así dice:

"Es la procura del no deseo del Otro, de la inexistencia, del no ser; otra forma de acceso a la inmortalidad. Nunca más inmortal el yo que cuando sostiene no tener ya órganos, no tener ya cuerpo. Tal el anoréxico que se rehúsa a ser dependiente de sus necesidades corporales y reduce sus apetitos kali-temple-500por una inhibición drástica; que se deja morir, como tan bien lo dice el lenguaje usual".

indydoom Creo que el concepto de la madre devoradora tiene entonces alguna relación con este mito como  vemos, y por otro lado, el inefable rol de la máquina (cadencia inefable de capirichos), Así los ideales megalomaníacos, la muerte y el narcicismo resguardan una intrincada relación. Así Se dice que en el pasado sus adoradores aplacaban a Kali con sacrificios humanos y en la actualidad se hace con sangre de mamíferos. Así la ciudad de Calcuta recibió su nombre de Kali; Calcuta es la forma anglicanizada de Kalighata, el nombre de un gran templo erigido en su honor. Lo que siempre nos va a recordar que ciertos mitos van a convivir con nosotros por mucho tiempo, tal como lo evidencia el 3excelente film de Harrinson Ford de 1984: Indiana Jones en el Templo de la perdición (inicialmente se iba a llamar en templo de la muerte, pero se hicieron eco de algunas discusiones psicoanalíticas según creo). En dicho film el entrañable héroe, que siempre va a rescatar a la historia de las tinieblas de lo prehistórico, salvando a cada uno de nosotros en cada una de sus películas, enfrenta las garras malvadas del oscuro culto a Kali, que convertía a los mortales en autómatas, en cuerpos sin órganos, capaces de vivir sin corazón, y existir sin representación. Es interesante como el maltrato infantil (entendiendo al niño como lo inmaduro de nosotros) y la oscuridad del ser (aquello que es autónomo a nosotros) son ejes centrales en esta película, como para mi también lo tienen que ser al discutir el 2009.jpgatolladero de lo mitológico.

hadespersephone Este punto, y sin ponernos mitológico, va a ser una eterna lucha individual, que nos debemos, frente a la sombra inexpugnable del imperio de lo efímero, lo colectivo, lo vacío……el una mas uno no es una ecuación que nos enaltece. Por lo que el eterno sueño que corremos el riesgo de no soñar, siempre revuela como el fantasma maldito que es. En  fin: Les deseo a todos feliz año nuevo, que nuestros anhelos se cumplan, y que nuestras fortalezas se renueven! !Un año más con este blog pop, gracias a todos los que lo leen! En especial a aquellos que se han tomado el trabajo de hacerme comentarios y consejos, los cuales me han servido sucintamente.

Anuncios

Publicado diciembre 31, 2008 por gabrieldaruich en Psiquiatría Clásica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: